GOTHAM -TEMPORADA 2- MOMMY´S LITTLE MONSTER


MOMMY´S LITTLE MONSTER (2 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILER-

La mejor forma de que en una serie tengamos la sensación de que "pasa algo" es matando a alguien. Mientras más importante, mejor. La contrapartida a estas decisiones es que truncan el desarrollo de un personaje que, quizás, era interesante: el mejor ejemplo de esto es Juego de Tronos. En este caso, en Gotham, que Theo Galavan (James Frain) -el gran villano de esta temporada- asesine a la madre de Oswald Cobblepot (Robin Lord Taylor) -el brazo ejecutor es su hermana- cierra la subtrama edípica que hermanaba al Pingüino con el Arthur Cody Jarret (James Cagney) de Al rojo vivo (Raoul Walsh, 1949). La muerte de Gertrude Kapelput (Carol Kane) será del desencadenante de una guerra criminal en Gotham.


Galavan se prepara para ser alcalde y esto le permite poner a la policía, a la recién formada "fuerza de choque" del capitán Barnes (Michael Chiklis), detrás del Pingüino. El exceso de fuerza -política, policial- de Galavan, que propone la Ley Marcial para Gotham, mosquea a James Gordon (Ben McKenzie), un personaje que cambia de opinión casi en cada episodio. Ahora Gordon duda de Galavan y comienza a investigarle, lo que nos lleva a una -bienvenida- secuencia de acción, un tiroteo entre Butch (Drew Powell) -que en tres capítulos se ha desmarcado del Pingüino y de Galavan sucesivamente- y los hombres de Cobblepot, capitaneados por Victor Zsasz (Anthony Carrigan). Pasan muchas cosas en Gotham, quizás, demasiadas.


Las otras dos subtramas tienen algo de gracia. Por un lado, Silver St. Cloud (Natalie Alyn Lind) -joven esbirra de Galavan- demuestra ser deliciosamente falsa delante de Bruce Wayne (David Mazouz) para desesperación de Selina Kyle (Camrem Bicondova). Mientras tanto, la doble personalidad de Edward Nygma (Cory Michael Smith) le juega una mala pasada, escondiendo el cuerpo de su víctima, Kristen Kringle (Chelsea Spack), en la comisaría. Nygma recibe pistas -acertijos- de sí mismo, en un ensayo del que será su modus operandi con Batman.

CAPÍTULO ANTERIOR: BY FIRE