AGENTES DE S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 2- SHADOWS


SHADOWS (23 SEPTIEMBRE DE 2014) -AVISO SPOILERS-

La palabra que define, para mí, la primera temporada de Agentes de S.H.I.E.L.D no es decepción, sino frustración. Yo realmente quería que me gustase. Pero la sensación que me dejaron los primeros 22 episodios es que la cosa no acabó de despegar. A la serie le faltaba ingenio, carisma y la capacidad de enganchar. El primer episodio de la segunda temporada no cambia esto -todo sigue siendo un poco... soso- pero apunta en una dirección que se ha ganado al "Marvel Zombie" que hay en mí. ¡El Hombre Absorbente! Carl "Crusher" Creel (Brian Patrick Wade) es un antagonista más interesante que la mayoría de los enemigos de la primera temporada y lo más importante: es un personaje clásico de Marvel (su primera aparición es de 1965 como villano de Thor) y eso hace que Agentes de S.H.I.E.L.D parezca -por fin- una parte importante del universo Marvel cinematográfico y no el pobre spin off de las películas que en realidad es. A mí me ha ganado ese guiño tan bonito a la bola y cadena de preso que lleva el Hombre Absorbente en los cómics. El prólogo del episodio, que recupera personajes de Capitán América: el primer vengador (Joe Johnston, 2011) -manteniendo intacto su tono de En busca del arca perdida (Steven Spielberg, 1981)- es un buen comienzo y el robo de un Quinjet hacia el final del capítulo -la aeronave que utilizan los Avengers en los cómics- es la guinda que necesitaba la serie para convertirse en mi nuevo placer culpable.

Lee sobre la temporada anterior AQUÍ