ÉCHATE UNAS RISAS EN HALLOWEEN


Halloween no es Halloween sin una buena maratón de pelis de terror. Pero el cine de sustos no es para todos. Siempre hay algún estómago débil, una novia que cierra los ojos cuando matan a alguien o ese sobrino que todavía no tiene edad para emociones fuertes. Así que, para los que quieren pasar miedo sin pasar miedo, tengo la lista perfecta, que apela a un género que merece mucho más respeto: la comedia de terror. Para echarse unas risas en Halloween.



ZOMBIES PARTY (EDGAR WRIGHT, 2004)
A pesar de la estúpida traducción de su título, estamos ante algo así como una parodia de El amanecer de los muertos (1978). Es también la película más conocida de la llamada trilogía del cornetto, la primera que reúne al poderoso equipo creativo-cómico de Edgar Wright -uno de mis directores actuales favoritos- Simon Pegg -mi friki en Hollywood favorito- y Nick Frost. Tiene un guión muy ingenioso que funciona con escenas espejo que ironizan sobre si ya somos un poco zombies -lo somos- y contiene secuencias de acción muy bien rodadas, sin olvidar el estupendo uso del tema Don´t Stop Me Now de Queen, mucho antes de que Miquel Iceta nos hiciera aborrecerlo.



UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES (JOHN LANDIS, 1981)
Es mi favorita de todas porque lo tiene todo. La escena inicial en los páramos da auténtico miedo, el humor de un Griffin Dune cada vez más zombie, y la mejor transformación en hombre lobo -con permiso de Aullidos (Joe Dante, 1981)- contrapunteada por el tema Blue Moon. Ah, y esa enfermera guapísima que interpreta Jenny Agutter.



TERRORÍFICAMENTE MUERTOS (SAM RAIMI, 1987)
Siempre he pensado que el título en castellano se lo han puesto para que nadie se engañe y piense que Evil Dead 2 no es una comedia. Lo cierto es que ya son clásicos el travelling enloquecido que persigue a los protagonistas; la mano poseída de Ash (Bruce Campbell); la mezcla de gore y violencia cartoon que inaugura un subgénero -el splatstick- y el final loco loco que da pie a El ejército de las tinieblas (1992). Evil Dead 2 es insuperable y si no te gusta, es tu problema.



EL REGRESO DE LOS MUERTOS VIVIENTES (DAN O´BANNON, 1985)
En esta especie de secuela no oficial -y punk- de La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), Dan O´Bannon -el guionista de Alien (Ridley Scott, 1979)- consigue una película única con zombies animatrónicos, en la que sus protagonistas se encuentran en una situación tan horrorosa -experimentan la muerte en vida- que consiguen provocarnos auténticas carcajadas. La secuela de 1988 no está al mismo nivel, pero tampoco está mal.



NOCHE DE MIEDO (TOM HOLLAND, 1985)
Una revisión "moderna" del clásico Drácula que no puede ser más ochentera, más látex, más homenaje al Peter Cushing de la Hammer, a Vicent Price, y que no me puede gustar más. Si quieres profundizar en las razones de esta debilidad personal, sigue leyendo AQUÍ.



LA MATANZA DE TEXAS 2 (TOBE HOOPER, 1986)
La Matanza de Texas (1974) era imposible de superar como experiencia de terror puro y su propio creador, Tobe Hooper, lo sabía. Por eso la segunda parte es una comedia de horror , con un Dennis Hooper desatado en el papel de vengativo padre paleto loco de la asociación del rifle. Además, Bill Moseley crea un personaje -Chop Top- que consigue quitarle protagonismo al icónico Leatherface. Eso sí, el gore sigue siendo muy gore.