THE FLASH -TEMPORADA 3- PARADOX


PARADOX (11 DE OCTUBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

The Flash me gusta sobre todo por su tono ligero, luminoso, que me recuerda a los deliciosos cómics de Spiderman de los años sesenta que firmaban Stan Lee y John Romita -y que inspiraron a Sam Raimi en la fabulosa Spiderman 2 (2004)-. La serie tiene también el optimismo de Superman (Richard Donner, 1979) y contrasta con la oscuridad de los superhéroes DC post Christopher Nolan, como en la horrenda Batman v Superman (2016) de Zack Snyder. Ese tono divertido y colorido de tebeo se ha volcado también en otra serie que me gusta, Supergirl. Dicho esto, este episodio, titulado Paradoja, demuestra que los guionistas de la serie también saben ser oscuros. Menudo bajón. Barry Allen (Grant Gustin) vuelve a la normalidad tras Flashpoint solo para descubrir que todo ha cambiado en su línea temporal, ya sabéis, como en Regreso al futuro II (1989). Ahora hay mal rollo entre Iris (Candice Patton) y Joe West (Jesse L. Martin); Cisco (Carlos Valdes) está deprimido por la muerte de su hermano, hay un nuevo compañero en la comisaría que odia a Barry -Julian Albert (Tom Felton)- y Caitlin (Danielle Panabaker) tiene los poderes que podrían convertirla en la villana Killer Frost. Obviamente, los guionistas han aprovechado la excusa argumental de los viajes temporales para darle un meneo a la serie. Casi todo es pesimista en este episodio que se propone casi como una distopía y en el que la acción dramática se basa sobre todo en las relaciones entre los personajes -ahí están los apuntes románticos entre Iris y Barry- y menos en la acción superheroica. Peter Parker también se enfrentó a tiempos oscuros tras acumular demasiadas muertes en su haber: la de Gwen Stacy sobre todo. Espero que los guionistas no hayan decidido definitivamente que la serie ha perdido la inocencia para pasar a contarnos situaciones más graves. Por otro lado, aplaudo la recuperación del Flash de Tierra-3, que en realidad es Jay Garrick, el Flash original en los cómics y que aquí encarna al dopplegänger del padre de Barry, interpretado con todo el sentido del mundo por John Wesley Shipp, actor que fuera el protagonista de la serie The Flash de los años 90. También agradezco el cameo de Felicity Smoak (Emily Bett Rickards), lo mejor de Arrow. El villano episódico vuelve a ser The Rival, Edward Clariss (Todd Lasance) pero resulta más importante la introducción del que parece ser el enemigo principal en esta temporada, Doctor Alchemy, cuya identidad desconocemos. Se trata de un personaje creado nada menos que en 1958, de nombre Albert Desmond ¿Os da eso alguna pista de quién puede ser?

CAPÍTULO ANTERIOR: FLASHPOINT