ARROW -TEMPORADA 4- BLOOD DEBTS


BLOOD DEBTS (20 DE ENERO DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Uno de esos cómics que demostró que los tebeos de superhéroes podían ser "adultos" fue La broma asesina (1988) de Alan Moore y Brian Bolland. En aquella historia, Batman no podía evitar que el Joker disparara contra Barbara Gordon, hija de James Gordon y mejor conocida como Batgirl. La heroína quedaba parapléjica, por lo que se vio obligada a continuar su labor justiciera desde una silla de ruedas valiéndose de conocimientos informáticos y convirtiéndose en un apoyo logístico para los héroes de Gotham. Barbara Gordon adoptaba entonces el nombre de Oráculo. Siempre he pensado que el personaje de Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) estaba parcialmente inspirado en Oráculo y que en este episodio se quede parapléjica podría confirmar esa sospecha. Por otro lado, la serie se atreve a jugar con el lado más oscuro del superhéroe y hasta dónde puede llegar para hacer justicia. La tortura es un pecado instalado en el inconsciente estadounidense desde que comenzara la llamada lucha contra el terrorismo, y aquí vemos varias: John Diggle (David Ramsey) golpea a su hermano; Green Arrow (Stephen Amell) a Lonnie Machin (Alexander Calvert) -también lo hace Speedy (Willa Holland)- y el malvado Conklin (Ryan Robbins) castiga a latigazos a Oliver Queen. La evolución de Arrow como serie comenzó en una ridícula y exagerada gravedad para luego ir perdiendo seriedad -tras el estreno de The Flash- hacia una más que deseable ligereza. Pero este episodio devuelve al Oliver Queen oscuro y vengativo, capaz de matar a sus enemigos.

CAPÍTULO ANTERIOR: DARK WATERS