12 SESIONES DOBLES DE 2014

Llego tarde y esta debe ser la última lista de las mejores de 2014 que aparece por ahí. Es una lista de la que me siento bastante seguro: la mayoría de estas películas están en la selección de personas que saben de esto mucho más que yo. Mi aportación es juntar dos grandes films que he visto este año en una sesión doble. Las razones -muy chorras- a continuación...


La Lego película (Phil Lord & Chris Miller) y Guardianes de la galaxia (James Gunn)
No hay mejor combinación posible si lo que buscas es pasártelo bien. Comparten protagonista y el sentido del humor que deberían tener todos los blockbusters.



Ida (Pawel Pawlikowski) y Mommy (Xavier Dolan)
Dos películas muy diferentes con algo en común: renuncian al formato panorámico.



 

Magical Girl (Carlos Vermut) y Borgman (Alex Van Warmerdam)
Porque ambas eligen no contarlo todo ¿te atreves a tener imaginación?



 

Dos días, una noche (Jean-Pierre y Luc Dardenne) y El sueño de Ellis (James Gray)
Una sesión doble para soñar con Marion Cotillard. Y qué sueño más bonito es ese.



Perdida (David Fincher) y El lobo de Wall Street (Martin Scorsese)
Dos comedias que (no) ocultan ácidos retratos de la gentuza con la que nos ha tocado vivir.


 

Son dos fantásticos ejemplos de buena ciencia ficción de gran presupuesto.



Un toque de violencia (Jia Zhangke) y Redada asesina 2 (Gareth Evans)
No pueden ser más diferentes sus aproximaciones a la violencia cinematográfica.


 

The Sacrament (Ti West) y Cruel & Unusual (Merlin Dervisevic)
Las dos películas que más me gustaron este año y que -lamentablemente- no se han estrenado en cines en España.




Coherence (James Ward Byrkit) y A propósito de Llewyn Davis (Joel & Ethan Coen)
Dos de las mejores del año tienen en común... un gato.




Rompenieves (Bong Joon-Ho) y El gran hotel Budapest (Wes Anderson)
Festines visuales para combatir el empacho de las malditas cenas navideñas.





Her (Spike Jonze) y Nymphomaniac (Lars Von Trier)
Dos visiones sobre lo femenino muy diferentes ¿o no tanto?



 

Boyhood (Richard Linklater) y Nebraska (Alexander Payne)
Si vemos la emocionante Nebraska justo después de Boyhood habremos abarcado una vida entera.





Mención especial: Está muy cerca de mi forma de pensar esa obra "menor" de Woody Allen que es Magia a la luz de la luna (¡y me encanta Emma Stone!)Y la mejor película española que he visto este año es La isla mínima de Alberto Rodríguez. Junto estas dos películas porque en ambas aparece una vidente.