THE FLASH -TEMPORADA 3- THE WRATH OF SAVITAR


THE WRATH OF SAVITAR (7 DE MARZO DE 2017) -AVISO SPOILERS-

Tras el doble paréntesis sobre el ataque de los gorilas en los dos episodios anteriores, de tono más lúdico, volvemos aquí a la trama principal, más dramática y oscura: el enfrentamiento con el villano Savitar (Andre Tricoteux) y los esfuerzos de Barry Allen (Grant Gustin) para evitar ese posible futuro en el que su amada Iris West (Candice Patton) es asesinada por este. Este destino manifiesto tiene la facultad de oscurecer la trama, incluso más que si la muerte de Iris hubiese ocurrido efectivamente. Así, un gesto romántico -¡cursi!- como el que Barry le pida matrimonio a Iris pierde su romanticismo al descubrirse que este ha dado el paso en un intento más de cambiar el futuro. Barry ha pedido la mano de Iris por miedo, no por amor. También resulta afectada la relación entre Barry y su sidekick, Kid Flash (Keiynan Lonsdale) cuyos elementos de celos y rivalidad se potencian al desvelarse que el joven velocista podría estar bajo el influjo de Savitar. Lo mismo ocurre con el uso interesado que hacen los héroes de Julian Albert (Tom Felton), al utilizarle como médium del malvado dios de la velocidad, arriesgándole una y otra vez a ser controlado por este, ante la insistencia de Barry, desesperado por encontrar una forma de derrotarle. Savitar habla por la boca de Julian y esto permite que el villano se muestre confiado y amenazante, resultando verdaderamente terrorífico, como el Hannibal Lecter (Anthony Hopkins) que conversa desde su celda con Clarice Starling (Jodie Foster). Todas estas sombras hacen de este un episodio verdaderamente dramático, muy interesante, y mucho más oscuro de lo habitual. La pelea entre The Flash y Savitar es espectacular e intensa, porque sabemos, de antemano, que es una batalla perdida.

CAPÍTULO ANTERIOR: ATTACK ON CENTRAL CITY