SUPERGIRL -TEMPORADA 1- HOW DOES SHE DO IT?


HOW DOES SHE DO IT (19 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

En el famoso monólogo de Kill Bill: Volumen 2 (Quentin Tarantino, 2004), Bill (David Carradine) desarrolla la idea de que, siendo Superman un extraterrestre que se hace pasar por un ser humano, el patoso reportero Clark Kent representa su visión de la Humanidad. Lo cierto es que Superman fue creado en 1938, estableciendo las reglas de lo que debe ser un superhéroe. Pero en 1962, Spiderman lo cambió todo. Peter Parker era un adolescente y sobre todo un nerd que, por accidente, adquiría grandes poderes. Resulta curioso que en 2015 la prima de Superman sea también una nerd, con gafas, que a pesar de tener todos los poderes asociados a la "S" que lleva en el pecho. Kara sueña con ligarse al guaperas de James Olsen (Mehcad Brooks) -que en los tebeos solía ser un chaval pelirrojo con pajarita-. Esta Supergirl (Melissa Benoist) es una friki, como su compañero Winn (Jeremy Jordan), como el hijo de Cat Grant (Calista Flockhart) al que debe cuidar y como lo es también el supuesto villano de esta función, Maxwell Lord (Peter Facinelli) la enésima variante maligna del arquetipo del genio pseudocientífico inspirado en Steve Jobs, que en este episodio se desvela como el posible Lex Luthor de Supergirl.


Hay algo en lo que Supergirl se parece a Superman y a Spiderman. De este último hereda el sentido de la responsabilidad, de proteger a todos los que hay a su alrededor, de hacer lo correcto. Los limitados poderes de Peter Parker le impedían hacer un bien mayor, por lo que el hombre araña es un superhéroe a pie de calle. Las capacidades de Superman, en cambio, le permiten salvar el mundo diariamente. El kryptoniano puede estar presente en cada catástrofe mundial y eso debe resultar agotador, como dejó claro Kurt Busiek en el genial primer número del cómic Astro City (1995), cambiando a Superman por un personaje equivalente, Samaritano. Al peso de esa carga superheroica, hay que añadirle la vida privada de Supergirl, por lo que Kara es probablemente una súper-mujer al borde de un ataque de nervios. En cada capítulo de la serie, los guionistas se las arreglan para incluir un subtexto feminista y aquí lo hacen convirtiendo a Cat Grant en una verdadera súper-mujer por ser capaz de conciliar el éxito profesional con la maternidad.


Hay otra cosa en la que Supergirl se parece a Spiderman -más que a Superman- y es que al acabar el día, después de salvar a la ciudad, su sensación vital es de fracaso: recibe una lección de su jefa, y ve a James -su interés romántico- reconciliarse con su exnovia Lucy Lane (Jenna Dewan Tatum).

CAPÍTULO ANTERIOR: LIVEWIRE