LEGENDS OF TOMORROW -TEMPORADA 2- INVASION!


INVASION! (1 DE DICIEMBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-


Finaliza el crossover de las series de Supergirl, The Flash, Arrow y esta Legends of Tomorrow con una entretenida entrega que se centra no solo en la invasión extraterrestre de los Dominadores, sino también en el conflicto principal de esta ficción: los viajes en el tiempo. Por un lado, Cisco Ramon (Carlos Valdes) debe lidiar con el rencor que siente hacia su mejor amigo, Barry Allen (Grant Gustin) tras haber cambiado la línea temporal en Flashpoint, lo que provocó la muerte de su hermano. Paralelamente, el profesor Martin Stein (Victor Garber) descubre que tiene una hija (Christina Brucato), una aberración temporal producida durante sus propias aventuras. Todo esto se enmarca en otro viaje al pasado, en plan Roswell -todo muy Expediente X- para buscar el punto débil de los aliens. Pero lo único que consiguen los héroes es empeorar las cosas, por lo que Cisco se da cuenta de que Barry no es del todo culpable. Vamos, que le puede pasar a cualquiera lo de cambiar la realidad. Para redondear el argumento, los extraterrestres piden la cabeza de Flash, para hacerle pagar por sus pecados, lo que culmina su vía crucis de culpa y redención. Espero que a partir de ahora, Barry vuelve a ser el tío alegre de antes. El clímax del episodio es una vistosa pelea con los Dominadores, con todos los héroes reunidos, en plan Royal Rumble. Concluye así un evento muy entretenido, pero mejorable -habría estado bien construir una historia independiente de cada de serie, habría sido genial incluir a Superman- que espero se repita cada año durante mucho tiempo. Por último, hay que apuntar varios guiños a Star Trek, a E.T., de Cisco Ramon. También hay una mención a que estamos ante "los héroes más poderosos de la Tierra", apelativo tradicional de Los Vengadores. Pero el mejor guiño de todos es cuando Ray Palmer/The Atom dice que Supergirl le recuerda a su prima: recordemos que Brandon Routh fue el protagonista de Superman Returns (2006). 

CAPÍTULO ANTERIOR: ARROW -INVASION!