THE WALKING DEAD -TEMPORADA 7- SING ME A SONG


SING ME A SONG (4 DE DICIEMBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Todos quieren matar a Negan (Jeffrey Dean Morgan) en el segundo episodio de esta séptima temporada en el que parece que pasa algo. El inicio del capítulo, la incursión de Carl (Chandler Riggs) en territorio de los Salvadores tiene la intensidad de un climax, pero dura poco. Muy poco. Seamos sinceros: lo lógico es que Negan mate al chaval. El propio Carl así se lo dice a su enemigo tras ser capturado. Pero Negan no lo hace. Las razones no son demasiado claras -se supone que ve valiosos a Rick, Carl y Daryl por lo que pretende reclutarles- pero no sé si los guionistas piensan justificar este punto en algún momento. Este episodio, en realidad, es una reiteración de la crueldad de Negan. Tiene muchas esposas -el cabrón, encima, es machista- castiga quemando con una plancha a uno que ha quebrantado las reglas -eso fue lo que le pasó a Dwight (Austin Amelio)- y llama "gorda" a Olivia (Ann Mahoney). Negan es lo peor. Ahora mismo es Hitler y por eso un montón de personajes emprenden misiones suicidas para eliminarlo. El problema es que, como con Hitler, sabemos que no lo van a matar, todavía. Como sabemos que Negan no va a matar a Carl, o a Rick (Andrew Garfield). En principio. La pregunta entonces es qué tiene que ocurrir en el argumento para que la muerte de Negan sea dramáticamente satisfactoria. El episodio acaba con el villano sujetando a la pequeña Judith en brazos. No serán tan cabrones ¿o sí? Hitchcock decía que los espectadores nunca perdonan que se mate a un crío en una película. Walter White (Bryan Cranston) casi lo hace en Breaking Bad (2008). Casi. Por otro lado, Jesus, Michonne, Rosita -y probablemente Dwight- avanzan para intentar matar a Negan. Además, el hijo de la alcaldesa, Spencer (Austin Nichols), también planea algo, y Rick se acerca a un misterioso personaje que podría tener armas. Pasan muchas cosas, demasiadas, y resultan difíciles de pillar con la narrativa fragmentada que usa TWD para parecer una serie de calidad. Pasan muchas cosas en este episodio porque no ha pasado casi nada el resto de la temporada. 

CAPÍTULO ANTERIOR: SWEAR