ARROW -TEMPORADA 4- LEGENDS OF YESTERDAY


LEGENDS OF YESTERDAY (2 DE DICIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Con todo lo que ha mejorado Arrow, me sigue sorprendiendo su gran capacidad para desactivar todo lo que mola. Este episodio continúa la historia iniciada en The Flash, Legends of Today, y sirve de prólogo a la serie Legends of Tomorrow. Están aquí todos los elementos necesarios para molar: un montón de superhéroes disfrazados; flashbacks a un antiguo Egipto de cartón piedra que cuentan el origen de Hawkgirl (Ciara Renée), Hawkman (Falk Hentschel) y el villano Vandal Savage (Casper Crump); incluso un viaje en el tiempo del velocista escarlata (Grant Gustin) aunque este sea, realmente, una repetición del episodio Out of Time. Lamentablemente, por alguna razón, los guionistas meten con calzador una trama absurda sobre un hijo perdido de Oliver Queen (Stephen Amell) que no hace más que entorpecer el tono aventurero de la historia principal. El peor momento de este capítulo resume los ridículos fallos de Arrow como serie: Oliver pide a Barry que le haga una prueba de paternidad que arroja un resultado positivo y le exige que no le cuente nada a Felicity (Emily Bett Rickards). En cuanto Oliver sale por una puerta ¡Felicity entra por la otra pidiendo conocer el secreto! Es verdad que, en los cómics, también Green Arrow tiene un hijo secreto, pero en las historietas el arquero es un personaje más maduro ¿No resulta raro ver al joven Amell con un niño? Pero el gran pecado que cometen aquí los guionistas es convertir a uno de mis personajes preferidos de The Flash, Cisco Ramon (Carlos Valdés), en un niñato insoportable despechado por Hawkgirl. Mal.

CAPÍTULO ANTERIOR: BROTHERHOOD