THE FLASH -TEMPORADA 3- DEAD OR ALIVE



DEAD OR ALIVE (31 DE ENERO DE 2017) -AVISO SPOILERS-

La posible muerte de Iris West (Candice Patton) en un futuro presenciado por Barry Allen (Grant Gustin) sigue provocando reacciones en los personajes de The Flash. El marco argumental que proporciona este fatídico destino permite que subtramas de relleno, como la de este Dead or Alive, se integren de forma orgánica en la temporada y ganen interés. La aparición de Gipsy (Jessica Camacho) -una versión distinta a la de los cómics, creada en 1984- sirve para darle protagonismo a un secundario, el simpático Cisco Ramon (Carlos Valdés), que debe enfrentarse a ella utilizando sus poderes como Vibe para salvar a H.R. (Tom Cavanagh). Así, el personaje de Cisco progresa, y la subtrama sobre este Harrison Wells alternativo avanza, quizás incluso cerrándose parcialmente al integrarse definitivamente en el grupo. También vemos otro proceso de integración, el del borde Julian Albert (Tom Felton) en el equipo Flash. Pero lo más interesante del episodio es cómo Iris, consciente de su futura muerte, decide tomar cartas en el asunto y combatir el crimen con la ayuda de su hermano, Kid Flash/Wally West (Keiynan Lonsdale). Este, además, se perfila como la posible clave para derrotar al malvado Savitar y evitar así el destino de Iris. Todo encaja.