CLEAR HISTORY (GREG MOTTOLA, 2013)


-AVISO SPOILERS-

Resulta curioso que en nuestra sociedad le demos tanta importancia a conceptos como la verdad y la honestidad, cuando precisamente el elemento imprescindible para integrarse y para tener éxito es la mentira. Si decimos exactamente lo que pensamos todo el tiempo tenemos pocas posibilidades de mantener un puesto de trabajo y de conservar a nuestros amigos. Creo que ese es el motivo principal que impulsa la mayor parte de la ficción creada por Larry David.


Le conocimos en la mejor sitcom de todos los tiempos: Seinfeld (1989-1998). En ella descubrimos que ese calvo egoísta, mezquino y cobarde de George Costanza estaba basado en él. Algunas de las tramas protagonizados por George están inspiradas en anécdotas reales vividas por Larry David. En la serie, una de las principales armas de George para sobrevivir a sus fracasos era la mentira.


En Curb your enthusiasm (2000) Larry David decidió interpretar lo que él mismo llama una "versión mejorada de sí mismo". Larry se convierte en un campeón justiciero contra la hipocresía reinante en las situaciones cotidianas que todos vivimos. Aunque Larry siempre acaba fracasando, en cada capítulo de Curb nos descubrimos pensando "cómo me gustaría poder decirle eso a alguien".


Clear History, una película para televisión producida por HBO, es una extensión de Curb your enthusiasm que permite a Larry David explorar su personaje en una situación que el formato de la serie no le permitiría. 

David interpreta a un genio del marketing, Nathan, que está a punto de hacerse rico gracias a sus acciones en la compañía de Will Haney (Jon Hamm) una suerte de Steve Jobs de los coches. La incapacidad de Nathan de mentir, al estar en desacuerdo con el nombre con el que han bautizado el nuevo coche, le lleva a ser despedido. Nathan vende sus acciones de la compañía justo cuando estas le habrían convertido en un millonario. Lo curioso es que, tras ese fracaso monumental, Nathan decide reinventarse, cambiando incluso su nombre a Rolly, y consigue ser feliz. Lleva una vida humilde en una pequeña isla cuando Will Haney reaparece en su vida.

En Clear History el personaje que interpreta Larry David es incapaz de tener éxito a pesar de ser un profesional competente y una buena persona. Su principal defecto es su integridad. No puede mentir y dejar pasar ciertas cosas. Y es esa honestidad la que va dinamitando poco a poco toda su vida.