MAD MEN -TEMPORADA 7- PARTE UNO


-CUIDADO SPOILERS-

Don Draper siempre había estado por encima de los demás. Es inteligente y creativo -talentos que le han permitido el éxito profesional - y además muy guapo -y no sólo por  el físico que aporta Jon Hamm: la serie se empeña en decirnos que el resto de personajes también le encuentra muy atractivo.

Esos talentos casi de superhombre permitían a Don Draper moverse en su entorno profesional despreciando a sus jefes y compañeros: ninguno está a su altura. Gracias a su belleza -y a su moral ajena a las reglas sociales- era capaz de conquistar a cualquier mujer. Casi siempre elige para sus amoríos a mujeres más atractivas que guapas; maduras e independientes, que contrastan con la belleza vacía de sus esposas (January Jones, Jessica Paré).


Don Draper se había construido una fachada de profesional exitoso y hombre de familia que le permitía mirar por encima del hombro a todos. Pero detrás de la apariencias se escondía un hombre atormentado por su pasado. Al final de la sexta temporada, Don Draper decidió dejar al descubierto a su verdadero yo. Mostró su auténtica cara delante de esos compañeros mediocres que hasta entonces le respetaban y le temían.

En los tres primeros capítulos de esta séptima temporada descubrimos las consecuencias que ha tenido para Don Draper el haberse desenmascarado. En su trabajo ya no le necesitan, ni le respetan. Han aprendido que pueden vivir sin él. Su matrimonio ha caído en la rutina demasiado pronto: su mujer ya no se siente atraída por él. Y lo más grave: Draper se niega a consumar una relación extramatrimonial cuando se le presenta la oportunidad (¡con Neve Campbell!). Inaudito.

Al final del tercer episodio, Draper acepta firmar una cláusula en su contrato que le permite volver a la agencia de publicidad, pero le deja sin los privilegios que había ganado gracias a su inteligencia, talento, y belleza. Draper se resigna a ser otro mediocre atado a las normas. Él que siempre había vivido según sus propias reglas. Él que siempre había estado por encima de los demás.