WOLF CREEK 2 (GREG MCLEAN,2014)


-AVISO SPOILERS-

Mick Taylor (John Jarratt) -un paleto australiano xenófobo que tortura turistas- va camino de convertirse en el nuevo Freddy Krueger y por ello damos gracias.


La segunda parte de Wolf Creek (Greg Mclean, 2005) apuesta por un tono de comedia casi cartoon - ahí están esos canguros estrellándose contra el camión de Taylor- y si la primera entrega seguía el modelo actualizado de La Matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974) -jóvenes que se pierden en una carretera y son torturados por un representante de un orden más primitivo- la inspiración para esta secuela parece ser un episodio del Coyote y el Correcaminos. Eso sí, en este caso, es el Coyote el que se sabe todos los trucos.


Wolf Creek 2 es una película muy divertida, llena de giros sorprendentes y de buenas ideas: convierte la clásica escena de tortura en un concurso de preguntas y respuestas ¡sobre la historia de Australia! Quizás su final resulta abrupto, sin duda anticlimático, pero coherente con un conjunto que busca sobre todo la sorpresa y la frescura.