AGENTES DE S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 2- THE THINGS WE BURY


THE THINGS WE BURY (18 NOVIEMBRE DE 2014)

Agentes de S.H.I.E.L.D está en su mejor momento. A un nivel que ya quisieran para sí muchas otras series. El ritmo con el que van avanzando las tramas en cada capítulo es verdaderamente adictivo. Es imposible aburrirse con la cantidad de cosas que pasan en Las cosas que enterramos y aún así, cada hecho dramático tiene su peso. Nos importa lo que ocurre. La búsqueda de la misteriosa ciudad ¿de los Inhumanos? sigue siendo el Mcguffin, aunque sigue por ahí el obelisco: es precisamente la llave para abrir la misteriosa urbe. S.H.I.E.L.D e HYDRA están enfrascados en una carrera por llegar los primeros que sirve de excusa para desvelar el pasado -nazi- de Whitehall (Reed Diamond) y la motivación del padre de Skye (Kyle MacLachlan).


Por si fuera poco, aparece la agente Carter (Hayley Atwell) que sigue calentando motores para el estreno de su propia serie en 2015. Todas estas tramas parecen formar parte de un plan mayor que tiene su origen en Capitán América: el primer vengador (Joe Johnston, 2011) y cuya repercusión podría extenderse hasta Avengers: Age of Ultron (Joss Whedon, 2015). Pero además, los guionistas están muy en forma en este episodio y tienen tiempo para resolver la tensión sexual no resuelta entre Bobbi (Adrianne Palicki) y Hunter (Nick Blood) y encima, darle carpetazo al conflicto entre Ward (Brett Dalton) y su hermano (Tim DeKay). Todo eso dejando, además, la miel en los labios para el siguiente capítulo.

CAPÍTULO ANTERIOR: THE WRITING IN THE WALL