AGENT CARTER -TEMPORADA 1- BRIDGE AND TUNNEL



BRIDGE AND TUNNEL (6 DE ENERO)


El segundo episodio de Agent Carter tiene bastante menos acción que el piloto de la serie. Supongo que, por razones de presupuesto, las aventuras de Peggy Carter (Hayley Atwell) necesariamente tienen que apoyarse más en la intriga y la comedia, que en la espectacularidad. La nueva serie de Marvel Studios comienza a buscar su identidad -Agentes de S.H.I.E.L.D (2013) no lo consiguió hasta su segunda temporada- y ya se comienzan a ver algunas pistas de lo que puede llegar a ser. Hasta entonces, creo que toca sufrir algunos altibajos.


Lo primera conclusión es que la serie apuesta fuerte por la utilización del Mcguffin como motor del argumento. En este capítulo, la recuperación del peligroso explosivo invención de Howard Stark (Dominic Cooper) se convierte en una carrera a cuatro bandas. A la agente Carter le pisan los talones sus "compañeros" del SSR, sus enemigos de Leviatán e incluso un pérfido traidor que va por libre, Leet Branniss (James Frain). A estos se suma un nuevo personaje, el director de Roxxon, interpretado por un veterano de Twin Peaks (1990), Ray Wise. Seguro que dará mucho juego. Resulta llamativo que la búsqueda del explosivo se desarrolla como una sucesión de nombres y direcciones apuntados en libretas y notas de papel. En una serie ambientada en la actualidad veríamos a los protagonistas buscando en Internet. Por suerte estos son los años 40.


Por otro lado, me gustan los elementos de humor de Agent Carter. Es verdad que se trata de escenas de comedia algo inocentes -que pretenden emular el screwball comedy- que espero que vayan mejorando y potenciándose según avanzan los capítulos. El mejor ejemplo es cómo manejan los guionistas la tensión cuando Peggy se esconde bajo un escritorio para no ser pillada intentando robar unas fotografías que pueden comprometerla. Vale, no es para soltar una carcajada, pero es un inicio prometedor: no queremos aquí la seriedad -risible- de Arrow (2012) ¿O sí? No me seáis sosos. 


En tercer lugar, hay tímidos apuntes sobre la vida personal de Peggy -esto parece imprescindible desde Alias (2001)- que busca piso para vivir, pero teme que su amiga civil Angie (Lyndsy Fonseca) acabe siendo una "baja colateral" de su peligroso trabajo como espía: Peggy ya perdió a una compañera en el episodio piloto. El tema es recurrente en los personajes superheróicos de Marvel Comics. Además, sigue estando muy presente el machismo y conservadurismo de la época al que se enfrenta Peggy: ahí están las rígidas normas del edificio solo para chicas en el que busca piso. La protagonista se ve obligada a superar una dura entrevista con la estricta encargada de la residencia (Meagen Fay).


En cuanto a la acción, lo mejor es la pelea entre Carter y un gigantesco personaje -Sheldon McFee ( Devin Ratray)- que se intercala con los efectos sonoros de un serial radiofónico protagonizado por el Capitán América. Precisamente, dirige este episodio Joe Russo, codirector de El soldado de invierno (2014).

CAPÍTULO ANTERIOR: PILOTO