GIRLS -TEMPORADA 4- IOWA


IOWA (11 DE ENERO)

Me encanta Girls. No lo puedo evitar. Me da igual lo que penséis. Lena Dunham me parece tremendamente atractiva. Y eso que interpreta a una Hannah tan llena de defectos que parece que quiere justo lo contrario a... molar. Quizás precisamente por eso, mola. Me gusta Girls por lo que han hecho -la propia Lena y Judd Apatow- en este primer capítulo de la cuarta temporada: lo que debería ser el inicio de algo tiene sabor a despedida. Este podría haber sido perfectamente el último episodio de la temporada anterior. O incluso de la serie. De hecho, por un lado parece necesario haber visto previamente Girls para enterarse de lo que ocurre, pero al mismo tiempo esta entrega funciona muy bien como presentación de todos los personajes.


-AVISO SPOILERS-

En Iowa todos se despiden de Hannah. Sus padres en la divertida escena inicial; Marnie (Allison Williams) tras un desastroso concierto; Jessa (Jemima Kirke) diciendo lo contrario a lo que siente, en una escena muy típica de la serie; y por último Adam (Adam Driver) que maneja la despedida a su manera, lo que resume también lo que ha sido su -peculiar- relación sentimental con la protagonista. En medio de todo esto, risas, personajes excéntricos (Natasha Lyonne prestada de Orange Is the New Black), y más despedidas: la de Jessa y Beadie (Louise Lasser) o la de Shoshanna (Zosia Mamet) y mi favorito, Ray (Alex Karpovsky) que finalmente hacen las paces. Este capítulo parece un cierre de todo lo anterior y el comienzo de algo nuevo. Yo creo que la cuarta de Girls promete.

PARA LEER SOBRE GIRLS TEMPORADA 3