BATES MOTEL -TEMPORADA 1- TRUST ME


TRUST ME (8 DE ABRIL DE 2013) -AVISO SPOILERS-

En Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960) hay una escena que vuelve a mi mente una y otra vez. No sé por qué. Y no es la de la ducha. Se trata de un -para mí, terrorífico- encuentro casual que se produce cuando Marion Crane (Vera Miles) intenta huir de la ciudad en su coche con dinero robado de su empresa. En un cruce de peatones, Marion se topa con su jefe: aunque éste no sabe que ella ha robado el dinero, Marion siente pánico. En Trust Me, hay un encuentro casual similar entre Zack Shelby (Mike Vogel) y Dylan (Max Thieriot). Ambos se conocieron -sin saber sus verdaderas identidades- cuando Norman Bates (Freddie Highmore) invadía la casa de Zack Shelby y estaba a punto de ser descubierto. Esto fue el cliffhanger del episodio anterior, que aquí se recrea, pero añadiendo -tramposamente- a Dylan, que intenta ayudar a su medio hermano distrayendo a Shelby, sin saber que se trata del nuevo amante de su madre, Norma (Vera Farmiga). Dylan descubre esto al día siguiente -en ese encuentro casual al que hacía referencia- cuando pilla a su madre saliendo de una habitación del motel, acompañada por el ayudante del sheriff. ¿Tenían en mente los guionistas de Bates Motel aquel encuentro casual de la Psicosis original al escribir esta escena? Probablemente no. Lo que sí están haciendo bien -en mi opinión- es utilizar nuestra desconfianza en la psique perturbada de Norman Bates para hacernos dudar de lo que hemos visto en capítulos anteriores ¿Cómo murió su padre? ¿Mantiene Shelby esclavas sexuales en su sótano? ¿Y acaba este episodio con la fantasía romántica de Norman cumplida? ¿Besa realmente a Bradley (Nicola Peltz)? La cuestión sobre si una historia ocurre objetivamente o si proviene de la percepción desequilibrada de su protagonista, es la base del terror psicológico clásico, véase Repulsión (Roman Polanski, 1965) o incluso -de nuevo- Psicosis (1960).