SUPERGIRL -TEMPORADA 2- MR. & MRS. MXYZPTLK


MR. & MRS. MXYZPTLK (20 DE FEBRERO DE 2017) -AVISO SPOILERS-

Sorprende que un episodio de Supergirl dedicado al día de los enamorados, a San Valentín, pueda ser uno de los mejores de la serie. Al menos, uno de los más redondos. ¿Por qué? Porque aquí los guionistas consiguen el equilibrio perfecto entre la aventura superheroica, un sano tono de comedia (romántica) y el habitual subtexto feminista de esta ficción. La excusa de San Valentín sirve para vehicular un comentario crítico sobre los roles de género impuestos por una sociedad conservadora. Veamos. Primer acierto, utilizar a un villano clásico de Superman, Mr. Mxzpltk, creado en los cómics en 1944, con un aspecto cartoon que aquí es modificado para convertirle en un galán británico muy pesado, Peter Gadiot, que me recuerda al director Edgar Wright -Scott Pilgrim contra el mundo (2010)- no me preguntéis por qué. Este Mr. Mxzpltk representa la idea masculina más conservadora que se puede tener sobre la mujer: un individuo genérico, sin personalidad, al que hay que regalar flores, cantarle, ponerle en el dedo un anillo de compromiso, y al que meter en un vestido blanco de novia. Kara (Melissa Benoist) rechaza radicalmente esta idea -le da calabazas- por lo que el ser de la quinta dimensión se empeña en su cortejo -otra idea machista, la de que debemos "conquistar" al objeto de nuestro amor- y acaba convirtiéndose en un acosador, al principio gracioso, pero poco a poco más y más peligroso. Esta trama principal se complementa con subtramas que amplían el mismo discurso, como el rol que adopta Mon-El (Chris Wood), presa de unos celos primitivos -producto de su inseguridad, claro- y que encima intenta erigirse en el "macho" protector de Supergirl, cuando esta no necesita ser salvada por nadie. Me parece especialmente afortunada la pelea entre Mon-El y Mr. Mxzpltk, ambos ridículos, ataviados con ropas de duelo caballeresco del siglo XVIII, época que relacionamos con un romanticismo, por suerte, caduco. Luego está la pequeña historia que protagoniza Winn (Jeremy Jordan) en la que los roles de género se invierten: la extraterrestre Lyra (Tamzin Merchant) le salva de unos matones, le invita a salir y luego toma la iniciativa sexual. Por último, la subtrama protagonizada por la pareja que forman Alex (Chyler Leigh) y Maggie (Floriana Lima) nos habla de cómo tradiciones aparentemente inocentes -y cursis- como el día de los enamorados, nos obligan a adoptar un modelo de pareja, encima, heterosexual, como si fuera la única forma de vivir y ser felices.

CAPÍTULO ANTERIOR: LUTHORS