THE WALKING DEAD -TEMPORADA 7- SAY YES



SAY YES (7 DE MARZO DE 2017) -AVISO SPOILERS-

Os voy a dar una pista: cuando aparezca en los créditos, al principio de un episodio de The Walking Dead, que Greg Nicotero es el director, estaréis ante un capítulo interesante. Nicotero, experto en efectos especiales y de maquillaje, fundador de KNB -la "n" es de Nicotero- ha participado en clásicos del gore como El día de los muertos (George A. Romero, 1985) o Terroríficamente muertos (Sam Raimi, 1987), es el productor ejecutivo de esta serie y suele dirigir el primer episodio y los finales de cada temporada. Tras un par de entregas anodinas, aquí vuelve Nicotero tras la cámara y la cosa mejora sensiblemente. Y con esto no quiero decir que este director sea mejor realizador que el resto de la plantilla ni que sea su talento el que eleve la calidad del capítulo. Creo que, más bien, Nicotero se reserva los momentos importantes, los que tienen a los protagonistas, los que cuentan con los mejores guiones. Aún así, tengo sentimientos encontrados con respecto a este Say Yes. Por un lado, estamos ante un argumento entretenido, mucho más agradecido que las últimas entregas que hemos tenido que padecer. Esto es así por varios motivos. Primero, por el protagonismo de Rick (Andrew Garfield), personaje central de la serie, uno de los más desarrollados de esta ficción, cuyas evoluciones nos interesan genuinamente. Segundo, porque le acompaña Michonne (Danai Gurira), uno de los personajes más carismáticos -¡Lleva una katana!-. Tercero porque salen zombies, que para algo esto es una serie de muertos vivientes, aunque a veces no lo parezca. Pero además, la historia que se plantea, una "escapada romántica" de Rick y Michonne para buscar armas, es relativamente original y fresca. Tiene acción, tiene desarrollo de personajes, hay momentos de agobio -aunque nadie se ha creído que Rick podría morir ¿o sí?- y un escenario curioso y atractivo: un circo abandonado. La pega es que, una vez más, estamos ante una desviación del argumento principal de la temporada -el enfrentamiento entre los protagonistas y el grupo de Negan (Jeffrey Dean Morgan)- un defecto recurrente de esta serie, que insiste en dilatar su historia. Estas desviaciones narrativas no tienen nada de malo en sí mismas -grandes series como Perdidos (2004-2010) y Fringe (2008-2013) las han explotado con éxito- pero creo que en TWD estos rodeos superan en minutos a la historia central. No se corresponden, además, estos desvíos con la amenaza constante de los Salvadores, que hacen relativamente incoherente la relajación que muestran aquí los personajes. Por otro lado, el episodio incluye una subtrama protagonizada por Rosita (Christian Serratos) que decide poner en marcha un plan por su cuenta para matar a Negan. Una línea narrativa algo forzada teniendo en cuenta que el grupo entero ya se ha decidido por el enfrentamiento.

CAPÍTULO ANTERIOR: HOSTILES AND CALAMITES