THE WALKING DEAD -TEMPORADA 7- SOMETHING THEY NEED


SOMETHING THEY NEED (26 DE MARZO DE 2017) -AVISO SPOILERS-

Creo que ya es habitual, a estas alturas de cada temporada de The Walking Dead, un episodio como el que nos ocupa, en el que se mezclan varias tramas planteadas al inicio. Se mezclan con cierta prisa por atar cabos antes del season finale, cuando en los primeros capítulos el ritmo suele ser lentísimo. Se intercalan además las tramas produciendo cierta extrañeza, ya que al principio cada una de estas historias había ocupado un episodio entero. Por ejemplo, en Swear, el argumento se dedicaba enteramente a la comunidad escondida de mujeres que descubre Tara (Alanna Masterson), con las que nos reencontramos aquí. Lo mismo ocurría con episodios íntegramente dedicados a Maggie (Lauren Cohan) en el pueblo de Hilltop y su conflicto con el cobarde Gregory (Xander Berkeley). Lo mismo con episodios situados completamente en la guarida de los Salvadores, protagonizados por personajes secundarios como Dwight (Austin Amelio) -ese que creímos que era Daryl (Norman Reedus) en la entrega anterior- y Eugene (Josh McDermitt), que aquí se confirma como un traidor. Todo esto se mezcla en este capítulo -hay que sumar el intento de venganza de Sasha (Sonequa Martin-Green)- produciendo una sensación extraña, porque no estamos acostumbrados a que TWD tenga una estructura argumental de varias tramas. Se nos hace raro que la narrativa de la serie se divida en múltiples personajes, puntos de vista e historias, como, en realidad, suele ser habitual en la ficción televisiva. La verdad, lo de intercalar las historias es un recurso que aporta un -falso- dinamismo, ya que cuando saltas de una cosa a la otra, de un escenario al siguiente, parece que "algo pasa". No habría que quejarse, por tanto, de este atar cabos, aunque sí podemos criticar que el viaje a la comunidad de mujeres, Oceanside, era predecible, como las respectivas traiciones de Dwight y Eugene. Tampoco creo que podamos esperar nada bueno de Gregory. Luego está la decisión de hacer una elipsis y no contarnos la incursión de Sasha en la base de los Salvadores. Cuesta imaginar lo que ocurre entre la última vez que la vimos, infiltrándose en el complejo con un arma y lo que nos muestran ahora, cuando la han hecho prisionera. ¿Cómo es que no la mataron? Puede resultar coherente que Negan (Jeffrey Dean Morgan) quiera reclutar a Sasha porque se haya ganado su respeto, pero cada vez me cuesta más justificar que nadie intente matar al abusivo líder de los Salvadores. ¿Tanto miedo da? Lo mejor del episodio, esos zombies saliendo de un buque hundido, podridos tras pasar mucho tiempo bajo el agua, sus carnes putrefactas infestadas por los crustáceos. 

CAPÍTULO ANTERIOR: THE OTHER SIDE