GENTE EN SITIOS (JUAN CAVESTANY, 2013)


"Gente en sitios" comienza como una comedia de sketches entendida desde esa sensación de "culo torcido" que deja en el espectador el llamado post-humor. Pero poco a poco, mientras las situaciones se van sucediendo sin tregua, las risas van dejando paso a una cierta desazón. Una sensación que conocemos bien los que vivimos aquí y ahora, y que suele aparecer en el momento en el que ponemos la cabeza sobre la almohada. Un estado mental, un "sitio", que durante la jornada hemos intentado evitar con diversas distracciones y mucho autoengaño.

El "sitio" en el que acaba toda esa "gente" que aparece en la película es siempre el mismo: un estado de confusión, desorientación, y extrañamiento. Los personajes se encuentran cara a cara con el absurdo, y no saben cómo reaccionar. El motor de cada sketch es crear una expectativa muy clara, para luego desactivarla. Esto no sólo desconcierta al espectador, sino al propio personaje de la ficción. Es el antisketch.

Una mujer (Maribel Verdú) sube por las escaleras de su edificio y descubre en la puerta de un vecino un felpudo con un mensaje que encuentra ofensivo. Decidida, habla con el dueño del felpudo para exigirle que lo quite. Esperamos que haya un conflicto -externo- entre la mujer y su vecino (Tristán Ulloa), pero éste acepta inmediatamente quitar el felpudo. Esto nos sorprende y nos hace gracia, pero en la mujer produce otro conflicto -interno- muy diferente al que esperábamos. La mujer que interpreta Maribel Verdú ha llegado a ese "sitio". Y al salir de la sala de cine, el espectador posiblemente también se encuentre allí.

CONTENIDO EXTRA -DESVARÍO-
El "sitio" entendido como un limbo en el que se encuentra todo el cine español. El reparto coral de "Gente en sitios" mezcla el cine "de antes" -Maribel Verdú- con el de hace poco -Ernesto Alterio- el de ahora -Raúl Arévalo- y el futurible -Eva Llorach- pasando por el underground -Dídac Alcaraz- la televisión -Javivi- los chanantes -Ernesto Sevilla- y hasta ese caso único que es Santiago Segura. Todos esos actores están allí, en ese "sitio" que parece el mismo del capítulo final de "Perdidos".

CONTENIDO EXTRA -RECOMENDACIÓN-
El cortometraje "La Contraoferta" -producido por "La Cuarta Fila"- elige como punto de partida la realidad cotidiana -en el fondo también absurda- para llegar a ese "sitio" del que todos intentamos huir. Y os hará reír en el camino.

Podéis ver el corto en Filmin, como parte del largometraje colectivo #Sequence. Aparece en cuarto lugar (en el minuto 10:40, aproximadamente).