FARGO -TEMPORADA 2- LOPLOP

LOPLOP (30 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

"Adquirimos la costumbre de vivir antes que la de pensar", dijo el filósofo Albert Camus, que en este episodio de Fargo hace una aparición espectral (interpretado por Mackenzie Gray) que nos confirma que a Peggy Blomquist (Kristen Dunst) le falta un tornillo. En serio. Albert Camus. ¿Cuántas ficciones incluyen apariciones de personajes históricos tan antagónicos como Albert Camus y Ronald Reagan? No sé si Peggy conseguirá entender la diferencia entre ser y pensar, pero a pesar de este planteamiento tan profundo, estamos ante el episodio con más humor de esta segunda temporada.


Peggy y Ed -interpretado por un Jesse Plemons pluriempleado tras Breaking Bad, este año también le podemos ver en Black Mass y en El puente de los espías- secuestran al peligroso Dodd Gerhardt (Jeffrey Donovan) en lo que resulta un crimen chapucero muy propio del universo criminal de los hermanos Coen. Ed se hace llamar "el carnicero" -cuando realmente ese es su oficio- para realizar llamadas amenazantes que nadie atiende en la casa de la familia Gerhardt, como hemos visto en el episodio anterior. ¿Hay algo más patético que un secuestrador al que no le cogen el teléfono? Luego están las puñaladas psicópatas de Peggy en el pecho de Dodd para que deje decir tacos. Y que luego ella le sirva unas alubias que el propio prisionero asegura, "están buenas". En el gag más claramente humorístico, Ed ayuda a Dodd a orinar en una tetera, sin desatarle. Más tarde, Peggy le pide a Ed que cubra la cabeza de Dodd porque su mirada no la deja dormir. Cuando finalmente el mafioso consigue escapar de sus ataduras -porque Peggy se ha quedado embobada con una peli de Ronald Reagan- incluso la violencia del enfrentamiento entre los tres personajes tiene humor (negro): la mujer clava un cuchillo en el pie de Dodd. El remate final lo marca la llegada del indio Hanzee -que hasta ahora había encarnado el odio racial y el trauma post-Vietnam- quien, tras matar sorpresivamente a Dodd, le pide a Peggy un corte de pelo porque está "cansado de su vida". Genial.