THE LEFTOVERS -TEMPORADA 2- INTERNATIONAL ASSASSIN


INTERNATIONAL ASSASSIN (22 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Virgil (Steven Williams) -convertido en empleado de hotel- le pide a Kevin (Justin Theroux) -ahora un asesino internacional- que no piense en línea recta, porque su adversaria, Patti (Ann Dowd) -candidata presidencial- piensa en "espiral". Si estáis viendo The Leftovers, pero no entendéis lo que acabo de escribir es que, efectivamente, estáis pensando en línea recta. Damon Lindelof y Tom Perrotta se han propuesto desorientarnos. Y eso es bueno.


Kevin despierta sumergido en una bañera. En el episodio anterior le vimos morir. La imagen del protagonista saliendo del agua es, sin duda, la metáfora de una resurrección, pero ¿Dónde está Kevin? No lo sabemos nosotros, ni él tampoco. Lindelof y Perrotta se atreven a situar un episodio entero en un limbo -entre la vida y la muerte- que bien podría ser el mismo al que acceden los protagonistas de Lost (2004-2010) en el odiado capítulo final. Sin duda, esto es una provocación a esos frikis que van de seriéfilos y que cultivan odios absurdos hacia personas que nunca conocerán.


Este limbo funciona con la lógica de los sueños. Tiene además una atmósfera teatral -algo pretenciosa- enrarecida por la repetición del inicio del Va, pensiero de la ópera Nabucco de Giussepe Verdi, cuyo tema es el exilio. Los personajes habituales de la serie adoptan los roles antes mencionados -guía de hotel, asesino, candidata política- y participan en una especie de juego místico con reglas extrañas: no beber el agua, por ejemplo. La misión de Kevin es matar a Patti, lo que hace literal una idea abstracta: él quiere dejar de verla y escucharla, poco importa que sea "real" o un producto de su imaginación. Los frikis de los que hablaba antes seguramente odiarán que no se nos dé ninguna explicación de lo que ocurre, pero la verdad es que obtenemos algunas respuestas sobre el pasado de Patti. Y yo me imagino que los pajarillos que revolotean por el hotel -que por cierto tiene la misma moqueta del Overlook de El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)- son los que enterraba Erika Murphy (Regina King) para pedir deseos en el episodio LensEs válido preguntarnos si estamos ante un relato imaginario sin consecuencias, pero esto no lo descubriremos hasta que comprobemos si el "fantasma" de Patti desaparece finalmente de la vida de Kevin. Sea como sea, este episodio tiene una lógica interna que es imposible de explicar a alguien que no vea la serie. Y eso me gusta. 


En el cliffhanger, volvemos al mundo "real", con Kevin saliendo de la tierra fresca de la tumba recién excavada en la que le acaba de enterrar Michael Murphy (Jovan Adepo). Una nueva resurrección.

CAPÍTULO ANTERIOR: A MOST POWERFUL ADVERSARY