HOMELAND -TEMPORADA 4- TRYLON AND PERISPHERE


TRYLON AND PERISPHERE (9 OCTUBRE) -AVISO SPOILERS-
Sin la interrogante sobre si Nicholas Brody (Damian Lewis) es o no es un terrorista; y resuelta -definitivamente- su relación amorosa con Carrie Mathison (Claire Danes) ¿De qué trata la nueva temporada de HomelandEn las escenas iniciales del segundo capítulo, vemos como Carrie puede afrontar sin perturbarse el dolor del familiar de un compañero muerto, pero es incapaz de enfrentarse al reencuentro con su propia hija. Las dos escenas, su contraste, dan una idea de lo que pretenden los guionistas de la serie. Homeland juega constantemente con nuestras expectativas. Nos sorprende que la hermana de Carrie (Amy Hargreaves) siga esperando que ella vuelva para encargarse de su bebé. Su miedo a ser madre, agravado por sus problemas mentales, la hacen protagonista de una escena verdaderamente absurda: Carrie le pide a su superior que la destine a Islamabad, y éste prácticamente tiene que obligarla a quedarse en Estados Unidos. Incluso le vende la idea recordándole que podrá estar más tiempo con su hija: justo lo que ella no quiere. Por unos momentos pensamos que Carrie se quedará en su país, que Homeland hará honor a su nombre, y que vamos a presenciar sus problemas para compaginar su trabajo en la CIA y su maternidad. Enseguida, Carrie lleva a su hija a conocer la casa de Brody. Sentimos pánico ante la posibilidad de que de esa casa salga Dana. Por suerte no ocurre. Los guionistas no son tan crueles ¿O sí? La siguiente escena representa posiblemente el mayor efecto distanciador hacia un personaje protagonista de la historia de la televisión ¿Podemos seguir preocupándonos por Carrie después de lo que ha estado a punto de hacer en la escena de la bañera? Enseguida, Carrie manipula y chantajea para conseguir que la envíen a Pakistán. Su hija ya no será un obstáculo. Su hermana se lo deja claro: "ni siquiera hay un diagnóstico para lo que está mal en ti". Así que ¿de qué va Homeland?


Me temo que la escena de la bañera no es el único momento polémico de este episodio. Peter Quinn (Rupert Friend) se siente culpable por la muerte de Sandy (Corey Stoll) y se abandona con actitud autodestructiva: bebe alcohol hasta perder el sentido... y mantiene relaciones con su casarea, una mujer con sobrepeso. Me resulta escandaloso que esa sea la idea de Homeland de "caer muy bajo". Conscientes de esto -y jugando con nuestras expectativas- Quinn invita a la chica (Emily Walker) a desayunar. El mensaje es que Quinn en realidad es majo. Pero entonces dos gañanes comienzan a burlarse de la casera -porque ya se sabe que si tienes sobrepeso la gente se burla de ti en la calle- y Quinn tiene que hacerse el héroe pegándoles una paliza. Difícil de digerir. Por último, si Brody, un marine, un héroe americano, era la última persona que cualquiera esperaría que fuese en realidad un terrorista; justo lo contrario ocurre con Aayan (Suraj Sharma): las bombas americanas aniquilaron a su familia ¿a qué está esperando para convertirse en un radical islámico?

EPISODIO ANTERIOR: THE DRONE QUEEN