HOMELAND -TEMPORADA 4- IRON IN THE FIRE


IRON IN THE FIRE (19 OCTUBRE) -AVISO SPOILERS-

Homeland juega ahora a los espías. El cuarto capítulo multiplica sus tramas y se ocupa de misiones de vigilancia y seguimiento, clonación de teléfonos para escuchar conversaciones y personajes que buscan alianzas para conseguir información. Pero no se puede confiar en nadie. Carrie (Claire Danes) y su equipo vigilan al frágil Aayan (Suraj Sharma) y al peligroso Farhad Gazi. Saul (Mandy Patinkin) -que esta temporada no pinta mucho- utiliza sus antiguos contactos para buscar información: a pesar de que Carrie había despreciado su ayuda en el episodio anterior. Descubrimos que Carrie puede ser traicionada por un subalterno ofendido: John Redmond (Michael O´Keefe). Y alguien persigue a Dennis Boyd (Mark Moses) por ser la posible fuente de información del fallecido Sandy (Corey Stoll): su verdadera identidad es una sorpresa. Creo que nunca un capítulo de Homeland -hasta ahora una serie muy centrada en Carrie y Brody- había tenido tantos personajes en juego. Gracias a eso, tenemos un capítulo más dinámico y menos centrado en las neuras de los personajes, aunque Quinn (Rupert Friend) vuelve a sacar lo del pobre niño que mató en Caracas. El episodio incluye una revelación sobre el peligroso Haissam Haqqani (Numan Acar) otro nombre árabe para ese Bin Laden con mil caras que son los "malos" de la ficción norteamericana reciente. Y al final, la demostración de que Carrie está más al límite que nunca: está dispuesta a cualquier cosa para cumplir con su misión en una escena, como poco, sorprendente. Por suerte, la interpretación de Claire Danes es mucho más contenida. Parece haber abandonado los tics, pucheros y mohines que le valieron los Emmy y los Globos de Oro.

EPISODIO ANTERIOR: SHALWAR KAMEEZ