AMERICAN HORROR STORY: HOTEL -THE TEN COMMANDMENTS KILLER


THE TEN COMMANDMENTS KILLER (2 DE DICIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

El psicópata cinematográfico, el asesino en serie, el psychokiller, marcó un cambio en la idea del monstruo en el cine de terror. El mal pasaba de ser algo externo (el otro) -Drácula, la criatura de Frankenstein, el hombre lobo- a convertirse en algo que podía esconderse dentro de nosotros. En nuestras psiques. Alfred Hitchock, en Psicosis (1960), mataba a Marion Crane (Janet Leigh) y nos obligaba a identificarnos con Norman Bates (Anthony Perkins). Mucho después, John Carpenter proponía en el prólogo de la seminal Halloween (1978) una identificación total con el niño asesino, Michael Myers, utilizando la cámara subjetiva -una estrategia expandida en Maniac (Franck Kjalfoun, 2013)-. En este capítulo de AHS, Ryan Murphy lleva esta idea al extremo, al hacer coincidir la figura del psicópata con la del policía que investiga sus crímenes, John Lowe (Wes Bentley).


Lowe hace un descubrimiento equiparable al del Narrador (Edward Norton) al final de El club de la lucha (David Fincher, 1999) siendo su Tyler Durden (Brad Pitt) nada menos que James March (Evan Peters). En el giallo italiano la identidad del asesino siempre era también el misterio a resolver, con sorpresa incluida. Aquí estamos ante un capítulo clave en el arco argumental de AHS: Hotel, pero que al mismo tiempo tiene sabor de transición, atando los cabos de todo lo que hemos visto hasta ahora y dejando abiertas las incógnitas sobre lo que va a ocurrir después. 

CAPÍTULO ANTERIOR: FLICKER