AGENTES DE S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 3- DEVILS YOU KNOW


DEVILS YOU KNOW (20 DE OCTUBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

El título de una historia suele dar pistas sobre la intención del narrador. Aquí, Devils you Know parece hablarnos de pactos con el diablo. Se trata de otro reflejo del tema central de esta serie: la confianza. Daisy Johnson (Chloe Bennet) no se fía -lógicamente- del acuerdo que ha hecho su director, Phil Coulson (Clark Gregg) con la directora de la (nueva) agencia rival de S.H.I.E.L.D, Rosalind Price (Constance Zimmer). Aunque en este episodio los dos grupos trabajan juntos, será difícil que dejen de sospechar el uno del otro a pesar de luchar, teóricamente, por los mismos objetivos. La rivalidad gana interés por la tensión sexual que hay entre Coulson y Rosalind. 


Probablemente el "demonio conocido" del que habla el título de este episodio es Grant Ward (Brett Dalton), exagente de S.H.I.E.L.D cuyo personaje comenzó a ser atractivo cuando traicionó a sus compañeros y amigos. Ward va ganando en interés precisamente por su odio obsesivo a la que fuera su agencia: vemos cómo está convirtiendo HYDRA en un reverso, algo paródico, de S.H.I.E.L.D. Un poco lo que hacen los satanistas con la iglesia católica, mientras esperan al anticristo. Lance Hunter (Nick Blood) también está obsesionado, pero con vengarse de Ward por casi matar a su pareja, Bobbi Morse (Adrianne Palicki). En su venganza, Hunter demuestra pocos escrúpulos, lo que rompe su pacto con May (Ming-Na Wen) que deja de confiar en él y pide ayuda a Coulson. La actitud suicida de Hunter produce daños colaterales: la muerte del doctor Andrew Garner (Blair Underwood), expareja de May es (casi) la más relevante de la serie hasta ahora. Un fallecimiento que ayuda a cimentar la imagen de "malo malísimo" de Werner Von Strucker (Spencer Treat Clark). Con antagonistas como Ward y Strucker, esta serie podría ganar muchos enteros.


Luego tenemos al misterioso Lash, un monstruo de aspecto literalmente demoníaco. De hecho, hay cierta imaginería satánica en este episodio: cuando Alisha (Alicia Vela-Bailey) percibe la muerte de una de sus réplicas. Lash (Matthew Willig) se dedica a localizar y matar metahumanos. En este capítulo descubrimos que tiene un aliado -otro pacto con el diablo-, el informático Dwight Frye (Chad Lindberg), personaje de vida más bien corta. Lo interesante es que Daisy descubre que Lash tiene una identidad secreta humana, que podría ser "cualquiera", lo que convierte al villano en el nuevo McGuffin de la serie. El nuevo misterio a resolver. El enigma anterior es qué le pasó a Simmons (Elizabeth Henstridge) en la dimensión del monolito y por qué quiere volver.

CAPÍTULO ANTERIOR: A WANTED (IN)HUMAN