AGENTS OF S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 3- THE SINGULARITY


THE SINGULARITY (26 DE ABRIL DE 2016) -AVISO SPOILERS-

"¿Estás comparando nuestra primera vez con el horizonte de sucesos?" le dice, más o menos, Simmons (Elizabeth Henstridge) a Fitz (Iain De Caestecker). Es su peculiar forma de ser "romántico" y la culminación de una trama amorosa que ha permanecido en los márgenes de esta serie de espías y superhéroes durante tres temporadas. Según la Wikipedia, "En relatividad general, el horizonte de sucesos -también llamado horizonte de eventos- se refiere a una hipersuperficie frontera del espacio-tiempo, tal que los eventos a un lado de ella no pueden afectar a un observador situado al otro lado." He disfrutado mucho con la historia de amor de estos dos personajes, que me parecen tremendamente cercanos y al mismo tiempo originales. En este episodio ocurren un montón de cosas importantes, pero la culminación de todo es justamente ese horizonte de eventos, el primer encuentro sexual de dos científicos muy humanos y tiernos. Precisamente, esa ternura contrasta con el mal rollo y los sentimientos desbordados que produce el enfrentamiento entre inhumanos y agentes de S.H.I.E.L.D. en este episodio. El malvado Hive (Brett Dalton) mantiene los recuerdos del traidor Grant Ward, incluyendo el que estuviera enamorado de Daisy -antes Skye- (Chloe Bennet) ahora controlada/infectada por él. Lincoln (Luke Mitchell) está desesperado por recuperar a su novia, al igual que Phil Coulson (Gregg Clark), que la considera como una hija. La implicación emocional de los personajes es máxima y eso es mérito de los guionistas, que llevan cocinando esta historia desde el principio. Estamos ante un episodio que sirve para colocar las piezas sobre el tablero. De un lado, los inhumanos de Hive se organizan en un pequeño ejército. Por otro, los agentes se ven superados completamente, mientras sus viejos enemigos, HYDRA, acaban desmantelados. Es el final, recordemos, de una organización cuyos tentáculos se asoman nada menos que desde la película Capitán América: El primer Vengador (2011). La escena del fin de HYDRA es deliciosamente anticlimática. ¿No esperabais un final más explosivo?. Lo que confirma que el Universo Marvel Cinemático siempre mira hacia adelante, hacia el siguiente cliffhanger.

CAPÍTULO ANTERIOR: THE TEAM