AGENT CARTER -TEMPORADA 2- THE EDGE OF MYSTERY


THE EDGE OF MYSTERY (23 DE FEBRERO DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Inspirándose en los seriales cinematográficos de aventuras de los años 40, los guionistas de Agent Carter acumulan peripecias sin respiro. Imprimen un ritmo frenético -pasan muchas cosas- pero abandonan en este episodio el subtexto feminista que ha tenido la serie desde el principio. Apenas hay una mención en la que Peggy (Hayley Atwell) recrimina a Whitney Frost (Wynn Everett) haber disparado contra una "hermana", lo que saca a la superficie una lucha entre hombres y mujeres en la que la heroína y la villana estarían en el mismo bando.


Como ya he dicho, este episodio se deja llevar por una narración casi sin pausas. Algunas situaciones funcionan, otras no tanto, pero eso importa menos ante el caudal de acciones, giros y tonos. Empezando por el melodrama, con An Jarvis (Lotte Verbeek) debatiéndose entre la vida y la muerte, para luego recuperarse pero desvelándose que ya no podrá tener hijos. Esto provoca la sed de venganza de su marido, Edwin Jarvis (James D'Arcy), que se embarca en una misión suicida para matar a la malvada Whitney Frost. Esta mantiene prisionero al doctor Wilkes (Reggie Austin), pero un giro revela que este acepta colaborar con ella, traicionando a Peggy, para salvar su propia vida. Seguimos con el cine de espías, con el jefe Thompson (Chad Michael Murray) siguiendo las instrucciones del pérfido Vernon Masters (Kurtwood Smith). A Thompson le vemos en Londres, buscando información para desacreditar a Carter. Pero enseguida descubre que Masters no es trigo limpio y se une a los héroes justo cuando Howard Stark (Dominic Cooper) ha enviado los planos de un rayo gamma -imposible no pensar en Hulk- capaz de cerrar el portal abierto por una bomba atómica capaz de rasgar el tejido de la realidad permitiendo la entrada de la "materia cero" en nuestra dimensión. Pura ciencia ficción low cost. Y eso no es todo. Hay además algún momento cómico en el restaurante del mafioso italiano Manfredi (Ken Marino) -sobreactuado para mi gusto- que tiene una mamma italiana, cocina y come espaguetis. Puro cliché. El capítulo acaba, cómo no, en un cliffhanger. Lo dicho: un serial de aventuras.

CAPÍTULO ANTERIOR: MONSTERS