GIRLS -TEMPORADA 5- GOOD MAN


GOOD MAN (ENERO 2016) -AVISO SPOILERS-

Uno de los elementos más característicos -y divertidos- de Girls como comedia es la extravagancia de algunos de sus personajes. Si el episodio anterior, Wedding Day, se ocupaba de algo tan manido -y conservador- como un día de boda, ahora se acumulan todo tipo de actitudes excéntricas. El compañero de piso de Fran (Jake Lacy) resulta ser una especie de artista desquiciado que da mucho miedo. Enseguida, el propio Fran descubre que Hannah (Lena Dunham) suele enrollarse "cariñosamente" con su compañero de piso gay, amigo y exnovio Elijah (Andrew Rannells). Y por supuesto, el padre de Hannah comienza a explorar su nueva vida homosexual de una forma un poco extraña: su amante es curiosamente parecido a él mismo (Ethan Phillips). Ante estas extrañas situaciones, Dunham, como actriz, adopta cierta distancia cómica que aporta otra capa de significado a sus escenas, casi rompiendo la cuarta pared. 


Tampoco demuestra sentido común la propia Hannah cuando hace leer a sus alumnos de 13 años una novela de Phillip Roth, para desesperación del director de su instituto. Ante tanta rareza, el personaje extravagante en temporadas anteriores, Adam (Adam Driver) evoluciona hacia una relativa normalidad, sobre todo al enfrentarse a su hermana, directamente loca a pesar de su reciente maternidad. Adam inaugura una estructura de subtramas que continúa la tendencia de la serie en las últimas temporadas y en la que lidia con sus sentimientos hacia Jessa (Jemima Kirke). Ambos están preocupados por cómo una relación entre ellos podría afectar a Hannah, por lo que deciden no tocarse. Eso significar masturbarse mientras se miran. Raro.


La otra subtrama involucra a Ray (Alex Karpovsky) en otra cruzada de ciudadano indignado. Han abierto una cafetería "cool" justo delante de la suya, que le está robando el negocio. El sentido común de Ray -algo anticuado- choca con las nuevas modas y formas de pensar de las nuevas generaciones. A mí me pasa igual. Al final del episodio hay un leve giro hacia el drama cuando el padre de Hannah confiesa su absoluta confusión existencial -su mujer quiere el divorcio- que le da algo de hondura al capítulo. Pero la seriedad se desactiva cuando Elijah conoce a un caricaturesco presentador de informativos famoso, interpretado por Corey Stoll.

CAPÍTULO ANTERIOR: WEDDING DAY