AGENTES DE S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 4- UPRISING



UPRISING (11 DE OCTUBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Un grupo de watchdogs haciéndose pasar por inhumanos terroristas perpetra un atentado que deja sin electricidad varias ciudades estadounidenses. Agentes de S.H.I.E.L.D ya nos tiene acostumbrados a estos Apocalipsis low cost: con pocos alardes y algo de ingenio consiguen que los espías se enfrenten a amenazas globales bastante más grandes que las que permite el presupuesto de una serie de televisión. Las sombras provocadas por la ausencia de electricidad son también las de los prejuicios hacia lo diferente: las guapas pero superficiales amigas de Yo-Yo (Natalia Cordova-Buckley) acaban delatándola, justo cuando aparece el equipo de rescate de Coulson (Clark Gregg), Mack (Henry Simmons) y Fitz (Iain de Caestecker). La falta de electricidad aumenta la tensión de la escena en la que Radcliffe (John Hannah) y Simmons (Elizabeth Henstridge) intentan "exorcizar" las alucinaciones que se han apoderado de May (Ming-Na Wen). La secuencia, a medio camino entre la escena de la sobredosis de Pulp Fiction (1994) y la de la resucitación de Abyss (1989) se hubiera beneficiado de una realización más competente. Funciona mejor el ataque al generador de pulsos, cuya luz se enciende y se apaga dictando el montaje y coincidiendo con los poderes oscilantes de Yo-Yo.

CAPÍTULO ANTERIOR: MEET THE NEW BOSS