THE WALKING DEAD -TEMPORADA 7- SWEAR


SWEAR (27 DE NOVIEMBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Creo que todos los que seguimos TWD estaremos de acuerdo en que lo más interesante es la historia de Rick (Andrew Garfield) y del grupo de personajes protagonistas. Esta temporada, se enfrentan a la amenaza de Negan (Jeffrey Dean Morgan), atractivo villano capaz de una crueldad difícil de igualar. Este enfrentamiento ha sido el conflicto central del último capítulo de la temporada anterior y de la primera entrega de la que nos ocupa. Ahora bien, tras ese -celebrado- primer episodio, la historia de Rick contra Negan no ha avanzado prácticamente nada. Casi cada episodio se ha ocupado de otras tramas, con otros personajes -secundarios- desviándose siempre del tronco central de la historia. Esto vuelve a ocurrir con Swear, capítulo protagonizado por dos personajes que casi no recordaba: Tara (Alanna Masterson) y Heath (Corey Hawkins). Los hechos ocurren, además, en un nuevo escenario, alejado del epicentro dramático de la serie: una comunidad de supervivientes habitada solo por mujeres. Esto podría dar pie a una parábola política  o social sobre el matriarcado, pero realmente solo reincide en los temas recurrentes de la serie: la desconfianza en el otro, el ejercicio del poder, la justificación de la violencia, la ley del más fuerte y la supervivencia como el valor más importante del nuevo orden post-apocalipsis zombie. La idea de una comunidad de mujeres armadas hasta los dientes es interesante, hay imágenes potentes como la de los muertos vivientes emergiendo de las arenas, pero la tensión resulta nula porque creo que estos personajes no nos importan demasiado. Tampoco ayuda al interés la estructura narrativa en flashbacks desordenados, un problema que comienza a ser crónico en esta serie. Seguramente todo lo que estamos viendo repercute de alguna manera en el desenlace de la temporada, pero el camino hacia ese clímax en el que todo encajará resulta tedioso.

CAPÍTULO ANTERIOR: GO GETTERS