SUPERGIRL -TEMPORADA 2- THE DARKEST PLACE


THE DARKEST PLACE (21 DE NOVIEMBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

El mitógrafo Joseph Campbell -El héroe de las mil caras (1949)- recopiló historias de diferentes culturas y encontró momentos que se repetían en todas. George Lucas se inspiró en estas ideas para su Star Wars (1977) y es habitual en el cine de Hollywood encontrar ecos de esta estructura. Una de las etapas del "viaje del héroe" de Campbell es el acercamiento a la cueva profunda, a la guarida del dragón o del villano de turno. En este episodio de Supergirl, Kara (Melissa Benoist), la heroína, descubre por primera vez la base oculta del Proyecto Cadmus -en la mitología griega, Cadmus fue el primer héroe matador de monstruos- donde está prisionero Mon-El (Chris Wood) que hace aquí las veces de "princesa" a rescatar. Para entendernos, es el equivalente al momento en el que Luke (Mark Hamill) entra en la Estrella de la Muerte para rescatar a Leia (Carrie Fisher). Supergirl se enfrenta en Cadmus a un nuevo enemigo -con la misma forma de un aliado- al descubrir que el verdadero Hank Henshaw (David Harewood) está vivo y ahora es, por fin, Cyborg Superman, personaje creado en 1993 tras la sonada muerte del hombre de acero en los cómics. Este enemigo promete y resulta verdaderamente amenazador. Además, Supergirl tiene un encuentro con la auténtica villana de Cadmus, Lillian Luthor (Brenda Strong). ¿Qué quiere hacer ella con la sangre de Kara? Acceder a la Fortaleza de la Soledad de Superman, como vemos en el estupendo cliffhanger del episodio. Además, aparece aquí el padrastro de Kara, Jeremiah -Dean Cain, recordemos, el Superman de la serie Lois y Clark (1993)- con vida y dispuesto a ayudar. Por último, se da un nuevo paso en la trama romántica entre Kara y Mon-El. 


Por si todo esto fuera poco, se sigue desarrollando la carrera superheroica de Guardian (Mehcad Brooks) y su sidekick -aunque a él no le guste serlo- Winn (Jeremy Jordan). No sé muy bien por qué estos dos mantienen sus identidades en secreto, pero lo cierto es que resulta divertido. Kara, por cierto, compara a Guardian con otro "vigilante" conocido de su primo: nada menos que Batman. ¿Darán alguna vez el paso de traer al hombre murciélago a National City?. En esta trama, el villano es un justiciero asesino, en la línea de Punisher, llamado Phillip Karnowsky (Victor Zinck Jr.), una versión low cost del pistolero Barrage, aparecido por primera vez en 1988 en un cómic de Superman, donde, por cierto, perdió su mano luchando con Maggie Sawyer, creada en 1987 y, también, lesbiana. Su versión televisiva, Maggie (Floriana Lima) condena aquí a la hermana de Kara, Alex (Chyler Leigh), a la temida friend zone, aunque luego parece que vuelve a acercarse a ella. Otra pareja que se lleva a matar es la de J'onn J'onzz (David Harewood) y M'gann M'orzz (Sharon Leal). El primero descubre que la segunda es una marciana blanca -que le ha infectado- y por lo tanto responsable, en parte, del genocidio de su gente, los marcianos verdes, y de la muerte de su propia familia. M'gann se defiende diciendo que es algo así como la versión del planeta rojo de Oskar Schindler. 

CAPÍTULO ANTERIOR: CHANGING