AMERICAN HORROR STORY: ROANOKE -CHAPTER 7



CHAPTER 7 (26 DE OCTUBRE DE 2016) -AVISO SPOILERS-

En (casi) toda película -de terror- hay tres actos. En el primero, nos presentan a los personajes y sus circunstancias cotidianas. El final de ese primer acto suele ser la irrupción del horror, de lo sobrenatural. En el séptimo episodio de AHS: Roanoke, ya tenemos toda esta información previa, por lo que podemos pasar al segundo acto, en el que los protagonistas se enfrentan a los terrores anunciados. Sabemos que la mayoría acaba muriendo. Este episodio es precisamente eso, un catálogo de muertes brutales a las que hacen frente los personajes. Destripamientos, cabezas aplastadas, brujas lascivas, víctimas devoradas por caníbales, hachazos en la cabeza. Los protagonistas de esta historia van cayendo uno a uno hasta la aparición de lo que pretende ser el horror máximo: la auténtica Carnicera. Todo esto está contado en clave del subgénero llamado found footage. Ahí están las cámaras fijas de Paranormal Activity (2007) pero también las cámaras móviles, agitadas, y los primeros planos llorosos, mocosos, que remiten necesariamente a El proyecto de la bruja de Blair (1999).

CAPÍTULO ANTERIOR: CHAPTER 6