SUPERGIRL -TEMPORADA 1- MYRIAD



MYRIAD (11 DE ABRIL DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Intenta este episodio de Supergirl ser épico con un argumento que continúa directamente la propuesta del cliffhanger anterior: toda la población de National City está bajo el control mental del kryptoniano Non (Chris Vance). Hay tensión en los primeros minutos de esta historia que juega a simular una espectacularidad de blockbuster cinematográfico inalcanzable para el presupuesto de una serie. El mejor ejemplo de esto es la aparición del primo de Kara (Melissa Benoist), sí, nada menos que Superman hace acto de presencia. O casi. El hombre de acero se acerca volando para salvar la ciudad como una pequeña figura y, cuando estamos a punto de discernir su rostro, se une a la masa de esclavos mentales de myriad.




El argumento simula el fin del mundo, pero este se produce solo en National City, mientras Supergirl, Cat Grant (Calista Flockhart) y Maxwell Lord (Peter Facinelli) debaten sobre la forma de detener a Non. Todo esto sin salir de una habitación. Estos tres personajes representan un trío clásico de la ciencia ficción: el científico humanista que busca una solución pacífica -Cat Grant apuesta por liberar a la gente utilizando a Supergirl como símbolo- el militar que solo conoce la fuerza -Lord propone matar a todos los kryptonianos, pero también a parte de la población terrestre- y el héroe -Kara- que representa al hombre común y sus ideales más nobles. Esta confrontación se alterna con momentos de acción, como el primer combate con Maxima -interpretada por la luchadora de la WWE, Eve Torres- personaje creado en los cómics en 1989; la mencionada aparición de Superman; la reaparición de Indigo (Laura Vandervoort); o el combate final entre Kara y su hermana, Alex (Chyler Leigh), enfundada en unexoesqueleto de kryptonita que mola. También hay drama: Supergirl debe decidir entre salvar a sus amigos o a una tercera mujer cuando -controlados mentalmente- se lanzan al vacío.

CAPÍTULO ANTERIOR: WORLD'S FINEST