GOTHAM -TEMPORADA 2- A LEGION OF HORRIBLES



A LEGION OF HORRIBLES (16 DE MAYO DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Si hace unos cinco años me hubieran dicho que iba a ver un episodio de una serie de televisión cuyo principal escenario fuera el famoso Arkham Asylum habría flipado. El manicomio en el que Batman encierra a sus enemigos es sin duda uno de los lugares más estimulantes de la ficción popular. Por eso me resulta bastante penoso hablar de este episodio de Gotham, en el que la torpeza de sus guionistas -o las exigencias de producción de una serie de televisión- llevan a desaprovechar completamente un espacio con posibilidades infinitas. Estamos en el penúltimo episodio de la serie y todas las tramas abiertas confluyen en Arkham. Esto produce un juego que me resulta algo absurdo y no demasiado divertido. Bruce Wayne (David Mazouz), Lucius Fox (Chris Chalk) y James Gordon (Ben McKenzie) intentan infiltrarse en el manicomio para rescatar a Selina Kyle (Camren Bicondova). Los "malos", capitaneados por Hugo Strange (BD Wong) intentan evitarlo. Hay aquí un conflicto clarísimo que, lamentablemente se traduce en una situación sin demasiado sentido en la que unos y otros fingen no conocer las intenciones del contrario. ¿Qué sentido tiene? La infiltración de los buenos, además, nos lleva a ver por tercera vez la búsqueda de la entrada secreta a los sótanos de Arkham en los que Strange realiza sus experimentos genéticos -por cierto BD Wong interpretó también a un genetista en Parque Jurásico (1993)-. Al final, acaban todos siendo capturados. Lo más raro de todo es que Strange continúa con su trabajo, creando aberraciones, como si no tuviera a la policía pisándole los talones. Así, al menos, nos presentan a un villano clásico de Batman, Clayface (Brian McManamon), -creado en 1940- cuyos poderes aquí recuerdan más bien a los del Camaleón, enemigo de Spiderman. Esto da pie a una escena bastante alocada en la que Clayface copia los rasgos de un capturado James Gordon. Mal. Otro momento WTF es cuando asistimos a la resurrección de Fish Mooney (Jada Pinketh Smith), personaje que nadie echaba de menos, a pesar del carisma de la actriz. Ahora resulta que tiene poderes. Veremos. También resulta forzado que Strange acepte finalmente la ayuda de Edward Nygma (Cory Michael Smith) justo cuando ya no le necesita para nada. Por último, Selyna le sigue la corriente a Firefly (Michelle Veintimilla) demostrando que, quizás, la futura Catwoman no necesitaba ser rescatada.

CAPÍTULO ANTERIOR: UNLEASHED