ASH VS EVIL DEAD -TEMPORADA 1- FIRE IN THE HOLE


FIRE IN THE HOLE (12 DE DICIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Survivalistas contra deadites. Ese es el concepto básico de este episodio de Ash vs Evil Dead, que en cada entrega establece una pequeña historia autoconclusiva proponiendo un giro, una variación, de la seminal Posesión Infernal (Sam Raimi, 1981). Los protagonistas, ahora, no son jóvenes descerebrados con ganas de divertirse un fin de semana, sino luchadores curtidos que quieren obtener armas para lucha contra los demonios. Por eso piden ayuda a un grupo de survivalistas, que resultan estar enfrentándose a su propio deadite -Lem (Peter Feeney)- y que interpretan lo que ocurre a través de su perspectiva conspiranoica. Si cambiamos la cabaña por un búnker tenemos un remake de Evil Dead en clave paramilitar. Debo decir que esta es la entrega más floja de la serie de las que he visto hasta ahora -quizás la fórmula comienza a agotarse-. Pero, aún así, el esquema sigue resultando divertido por su voluntad de agradar al gorefan: el aplastamiento contra un árbol de un deadite ataviado con una máscara de gas; la demostración de que las balas no sirven de mucho contra los no-muertos; un deadite que escupe fuego. Son pequeñas novedades que sorprenden agradablemente. Hay que destacar, además, la aparición de la daga Kandariana en manos de Ruby Knowby (Lucy Lawless), ya vista en Posesión infernal (1981) y Terroríficamente muertos (1987). Y por último, esa gran promesa que es volver a ver la cabaña maldita original. La mano de Ash (Bruce Campbell) ya está allí.

CAPÍTULO ANTERIOR: THE KILLER OF KILLERS