MAD MEN -TEMPORADA 7- THE FORECAST


THE FORECAST (19 DE ABRIL DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Al final del episodio anterior de esta última temporada de Mad Men -qué triste estoy- el piso vacío de Don Draper (Jon Hamm) -antes un símbolo de su éxito- se convierte en la imagen de su soledad tras sus fracasos sentimentales. Ahora, una agente inmobiliaria metomentodo (Rachel Cannon) psicoanaliza a Draper a través de su casa: no hay muebles, hay una mancha de vino en la moqueta, parece que allí vive una persona triste. Curiosamente, Draper, lejos de hundirse, responde casi con entusiasmo a la agente: el vacío -la ausencia de muebles- es mejor, ya que el posible comprador puede usar su imaginación libremente. Si este episodio se titula Forecast -pronóstico- es porque Draper se dedica a intentar vislumbrar el futuro, sin conseguirlo ¿Es una metáfora de nosotros, los espectadores, tratando de predecir el final de la serie?


Roger Sterling (John Slattery) le pide a Don un texto sobre el porvenir de la agencia de publicidad en la que trabaja y este parece tener problemas para inspirarse. Manifiesta solo ser capaz de ver el futuro inmediato. Por eso interroga a varios personajes al respecto, en lo que parece convertirse en un asunto de interés personal. Quiere saber qué espera Ted (Kevin Rahm) de los próximos años. Ofende sin querer a Peggy (Elisabeth  Moss) que siente que Don se burla de sus sueños. Incluso pregunta a su secretaria (Stephanie Drake) sobre qué fue lo que más le interesó de la Feria Mundial, de vocación anticipatoria. Las pesquisas de Don continúan durante una cena con su hija Sally (Kiernan Shipka) y algunas amigas de esta ¿Qué quieren hacer cuando sean mayores? Sally responde que solo desea cenar. El futuro inmediato, como su padre.


Pero es la vida de Sally la que más claramente está en juego. Durante el episodio ha visto a su mejor amigo, Glen (Marten Holden Weiner), anunciar que se va a Vietnam y flirtear con su madre, Betty (January Jones). Más tarde, su padre también permitirá que una de sus amigas coquetee con él. Sally tiene claro que no quiere convertirse en una persona como sus padres. Pero Don le advierte que ella también es muy guapa y que tendrá que decidir si quiere ser algo más. Sorprendentemente, el tema de la belleza física parece haber afectado a Don tras escuchar un comentario de Mathis (Trevor Einhorn) -resentido tras ser despedido por seguir un consejo de Draper- que le acusa de ser "solo guapo".


Con el futuro y el tiempo también se relacionan dos subtramas protagonizadas por dos inesperadas parejas. La más importante es la de Joan (Christina Hendricks) y un nuevo personaje, Richard (Bruce Greenwood). Ambos experimentan un -casual- flechazo amoroso, pero su posible relación se enfrenta a un obstáculo: ambos se encuentran en momentos diferentes de sus vidas. Joan educa a un niño pequeño, Richard ya ha criado a los suyos. Paralelamente, Glen, que acaba de cumplir 18 años, intenta seducir a Betty, una madre de familia que le rechaza porque está casada.


En la escena final del episodio, un matrimonio que espera un bebé -tienen toda la vida por delante- compra el piso de Don Draper. El plano final es una prolongación de la imagen que cerraba el capítulo anterior: si antes vimos al protagonista solo en un piso vacío, ahora se queda fuera de su propia casa.

CAPÍTULO ANTERIOR: NEW BUSINESS