AGENTES DE S.H.I.E.L.D -TEMPORADA 2- FRENEMY OF MY ENEMY


FRENEMY OF MY ENEMY (21 DE ABRIL DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Si el tema de fondo, el conflicto principal, de Agentes de S.H.I.E.L.D. es la confianza en el otro -estamos ante una serie de espías- los acontecimientos de Capitán América: El Soldado de Invierno (Joe y Anthony Russo, 2014) siguen coleando y haciendo que los personajes de esta serie tengan muchas dudas sobre a quién o a qué deben ser leales. Aunque hay dos S.H.I.E.L.D´s y un HYDRA para elegir bandos, es el personaje central de la serie, Phil Coulson (Clark Gregg), el que divide a todos los demás: estás con él, o en su contra. 


Esa es la duda que tiene la agente científica Simmons (Elizabeth Henstridge) ¿Qué debe hacer con la caja que contiene los planes secretos de Nick Fury (Samuel L. Jackson)? Ella se decanta por dársela a su mejor amigo Fitz (Iain De Caestecker) -esto es, apuesta por Coulson- pero la comprensiva reacción de May (Ming-Na Wen) y de Bobbi (Adrianne Palicki) a su traición, la hace dudar. Quizás el "otro" S.H.I.E.L.D no es tan malo después de todo.


No hay blanco y negro en Agentes de S.H.I.E.L.D sino una zona gris que dificulta a los personajes tomar decisiones morales. En esa ambigüedad, me gusta mucho el humanismo del personaje de Coulson. Éste parece ver algo bueno en todos los personajes a su alrededor -o casi- y precisamente es su actitud de rescatar "almas perdidas" la que le ha ocasionado problemas con el Gobierno -el Coronel Talbot (Adrian Pasdar)- y ahora con el director Robert Gonzales (Edward James Olmos). Coulson lleva toda la serie empeñado en salvar a Skye (Chloe Bennet) que al principio era vista como un peligroso hacker, luego como una posible traidora y ahora como una amenaza por sus superpoderes incontrolables. Pero además, Coulson ha recogido al mercenario Lance Hunter (Nick Blood) cuando nadie se fiaba de él y en este episodio alcanza un frágil pacto con el exagente Grant Ward (Brett Dalton), el personaje más detestado por los protagonistas: incluso el pacífico Fitz no puede controlarse en su presencia. Coulson no solo se alía con Ward para conseguir unos objetivos temporales: realmente cree que hay algo bueno en él. Otro rescatado por Coulson es Deathlok (J. August Richards). El que fuera un villano en la primera temporada se convierte ahora en aliado. Coulson le pide al cyborg que "le siga el juego" a otro aliado temporal muy peligroso, el exHydra Sunil Bakshi (Simon Kassianides). Curiosamente, Skye también "le sigue el juego" a su propio padre, ganándose su confianza para evitar que hiera a inocentes. Skye -ahora Daisy Johnson- es la protegida de Coulson y parece haber aprendido de él. Tiene una fe ciega en la posible salvación de su padre, el villano violento e irascible, Calvin Zabo (Kyle MacLachlan).

CAPÍTULO ANTERIOR: MELINDA