DAREDEVIL -TEMPORADA 1- CUT MAN


CUT MAN (10 DE ABRIL DE 2015)

Si te pones una máscara negra y sales a enfrentarte con matones rusos, lo más probable es que te peguen una paliza. Eso ya lo aprendimos en Kick-Ass (Matthew Vaughn, 2010), pero en Daredevil se encargan de recordárnoslo. Es la primera escena del segundo episodio: no es usual ver a un superhéroe derrotado tan prontoPero eso es solo el principio de lo que hace diferente a esta serie.


-AVISO SPOILERS-

Al moribundo Daredevil lo encuentra una enfermera, Claire Temple (Rosario Dawson). Tampoco es habitual que la identidad secreta de un superhéroe sea descubierta en el segundo capítulo. Claire decide curar y ayudar a Matt Murdock (Charlie Cox) porque en los últimos días ha estado atendiendo en su hospital a los criminales heridos y a las víctimas rescatadas por un misterioso vigilante con una máscara negra. Lógico.


El primer episodio de Daredevil era brillante porque nos metía directamente en la acción y no se preocupaba por explicar demasiado el origen del superhéroe. En este segundo capítulo, por tanto, toca indagar en el pasado del protagonista. Cut Man se organiza básicamente en dos líneas temporales. En la primera, la actual, Claire cura a Matt, cuyas heridas despiertan en él recuerdos sobre su niñez. Esos flashbacks constituyen la trama paralela, pero no aparecen de forma gratuita: todos están vinculados con el presente. Por ejemplo, la primera derrota del héroe -ha caído en una emboscada de la mafia rusa- se refleja en un recuerdo que nos muestra a su padre, el boxeador Jack Murdock (John Patrick Hayden), besando la lona. Luego, la sangre que ahoga los pulmones de Matt en el presente, trae a su memoria el agobio que sintió de niño al quedarse ciego y descubrir sus poderes.

Por último, un travelling relaciona al niño que fue Matt ante su padre asesinado, con el niño secuestrado por los rusos en el presente. En un plano secuencia, Daredevil se enfrenta a puñetazos a varios matones. Es una pelea que le puede costar la vida, como la perdió su padre al negarse a caer en un combate amañado. Es una pelea, como la de su padre, para salvar a un niño. La escena es soberbia, como una mezcla del gag del camarote de los Hermanos Marx de Una noche en la ópera (Edmund Goulding, Sam Wood, 1935) y la pelea en travelling lateral de Old Boy (Park Chan-Wook, 2003). Es difícil mejorar algo así.


El guionista y productor Drew Goddard ha entendido bien que, mientras The Avengers destrozan los edificios de Nueva York luchando contra invasiones alienígenas, Daredevil es un superhéroe, digamos, íntimo, de cine negro, de sucias peleas callejeras. Es un hombre normal, a pesar de sus supersentidos y su lucha tiene la épica de forzar los límites de lo humano. La muerte de Jack Murdock, en un sórdido callejón, poco tiene que ver con el asesinato de los millonarios padres de Bruce Wayne.

CAPÍTULO ANTERIOR: INTO THE RING