THE FLASH -TEMPORADA 1- ALL STAR TEAM UP


ALL STAR TEAM UP (28 DE ABRIL DE 2015) -AVISO SPOILERS-

El team up de The Flash con The Atom (Brandon Routh) -importado de Arrow- permite establecer comparaciones entre las dos series. Básicamente la primera es muy buena y la segunda es muy mala. Esto es muy fácil de decir y resulta evidente para cualquiera. Pero detengámonos en al menos una de las razones que -para mí- hacen que la serie del velocista sea más interesante que la del arquero. 


En este episodio, Barry Allen (Grant Gustin) sigue investigando al doctor Harrison Wells (Tom Cavanagh) ya que sospecha que este es en realidad el Flash Reverso, el asesino de su madre. Esto hace que Barry deje de confiar en Wells, pero también le aleja de su equipo: Cisco Ramon (Carlos Valdés) y Caitlin Snow (Danielle Panabaker) de S.T.A.R Labs. Esta duda razonable cambia la actitud de Barry y eso influye en su relación con Cisco. Muchas veces, la clave de un buen guión es dejar que los personajes reaccionen a las cosas que pasan. En The Flash, cada acción tiene una consecuencia, como las ondas que produce una roca al ser lanzada a un lago. Lo que ocurre modifica a los personajes: Cisco, de naturaleza confiada y amigable, comienza a preocuparse por Barry. Por contra, en una serie como Arrow, los personajes parecen atrapados por sus tramas. Nada de lo que ocurre parece tener peso. No hay más que ver cómo se suceden en aquella las muertes de los más cercanos al protagonista, sin que Oliver Queen (Stephen Amell) cambie demasiado. The Flash es una serie optimista y de espíritu ligero. Sus personajes son alegres y confiados. Pero las sospechas de Barry y que el detective West (Jesse L. Martin) obligue a éste y a Eddie Thawne (Rick Cosnett) a guardar el secreto repercute en las relaciones entre todos, afectando incluso a Iris (Candice Patton). La aparición especial de Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) -importada también de Arrow- refuerza esta trama sobre la desconfianza de Barry en sus amigos: ella le aconseja que sea honesto con ellos. Por cierto, si Felicity es el único personaje "humano" de aquella serie, aquí aparece todavía mejor escrita. Más matizadas sus facetas.


El título de este episodio es una referencia a All Star Comics, una revista publicada por primera vez en 1940 y la primera que publica historias de varios superhéroes reunidos, en lugar de sus aventuras por separado. La Sociedad de la Justicia de América es el nombre que recibe ese primer supergrupo, en cuyas filas aparecen las versiones originales -las de la llamada Edad de Oro del comic-book- de The Flash y de The Atom. Poco tienen que ver esos trajes originales con los más conocidos en la actualidad, pertenecientes a la Edad de Plata de los años 50. La aparición de The Atom en The Flash nos permite ver a un personaje un poco mejor aprovechado y utilizado de forma más inteligente. Nada más aparecer el héroe se hace un guiño a Superman -"es un pájaro, es un avión"- porque recordemos que Brandon Routh interpretó al Hombre de Acero en la denostada Superman Returns (Bryan Singer, 2006). Poco después, se hace un comentario sobre los millonarios que se dedican a luchar contra el crimen -ya que este Ray Palmer tiene una fortuna- en clara alusión a Oliver Queen, pero también a Bruce Wayne. Y si el personaje que vemos en la serie Arrow se parece poco a la versión más conocida del mismo, un diálogo en este capítulo hace pensar que en el futuro se recuperará su poder característico: la capacidad para reducir su tamaño.



Lo que inspira al héroe para ese posible cambio es el enemigo episódico, bautizado al unísono por Cisco y Ray Palmer como Bug-Eyed Bandit. Se trata de una científica que ha creado pequeñas abejas robóticas asesinas que atacan como un enjambre mortal. La actriz que encarna a Brie Larvan es Emily Kinney a la que recordaréis por The Walking Dead (2010). El personaje original, llamado Bertram Larvan, era masculino y fue creado en 1966 por Gardner Fox y Gil Kane como enemigo de The Atom, que con su reducido tamaño debía enfrentarse a los insectos robóticos creados por el villano.

CAPÍTULO ANTERIOR: TRICKSTERS