THE FLASH -TEMPORADA 1- ROGUE TIME


ROGUE TIME (24 DE MARZO) -AVISO SPOILERS-

Ya sabíamos que iba a ser difícil igualar el episodio anterior de The Flash. Rogue Time, la continuación directa del capítulo titulado Out of Time, baja un poco el nivel -no es tan brillante- pero tampoco decepciona. El héroe velocista se ha convertido en un viajero del tiempo que en principio debía revivir los acontecimientos del episodio anterior, pero sabiendo de antemano lo que va a ocurrir. Básicamente estamos en modo Regreso al futuro 2 (Robert Zemeckis, 1989) o más bien, en modo Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993). Pero los guionistas van un paso por delante de nosotros y hacen que Barry (Grant Gustin) -que no escucha las advertencias del doctor Harrison Wells (Tom Cavanagh)- cambie alegremente la línea temporal. Eso provoca que este episodio se centre en el regreso -es la tercera vez- de los llamados Rogues: Captain Cold (Wentworth Miller) y Heat Wave (Dominic Purcell). Lo que quiere decir que, básicamente, los hechos del capítulo anterior -Out of Time- no han ocurrido. O al menos no afectan a la continuidad "real" de la serie. Genial.


Los únicos que recuerdan lo ocurrido en la entrega anterior somos los espectadores, y Barry. El protagonista decide utilizar esa información para conseguir que en este episodio también pasen muchas cosas importantes. Flash detiene en tiempo récord al Mago del Clima (Liam McIntyre) y decide confesarle sus sentimientos a Iris (Candice Patton) esperando obtener el mismo resultado de la otra línea temporal: un beso. Pero ahora las cosas son diferentes y Iris prefiere seguir autoengañándose. Lo peor es que Barry ya había cortado con Linda (Malese Jow), y acaba enemistándose con Eddie (Rick Cosnett). Luego acabarán reconciliándose de una forma un poco... chorra. 



La mala suerte de Barry continúa y a los Rogues se une una tercera villana, hermana de Leonard Snart, Lisa (Peyton List). El grupo de criminales secuestra al hermano de Cisco (Ramón Valdés) para obligarle a crear nuevas armas para ellos. Pero lo más grave es que consiguen que Cisco revele que Barry es Flash. Esta cadena de infortunados acontecimientos es lo que hace que Barry me recuerde siempre a Peter Parker. Y eso me encanta.

Por último, el secreto del Flash Reverso, que ahora nosotros conocemos y los personajes no -eso se llama suspense- se mantendrá un poco más -Wells mata al periodista que le iba a desenmascarar (Roger Howarth)- pero justo ese asesinato es el que pone a Barry sobre la pista. 

CAPÍTULO ANTERIOR: OUT OF TIME