GIRLS -TEMPORADA 5- I LOVE YOU BABY


I LOVE YOU BABY (17 DE ABRIL DE 2016) -AVISO SPOILERS-

La quinta temporada de Girls acaba con un estupendo episodio que afronta finalmente lo que ha sido el conflicto principal de esta penúltima tanda de la serie: la relación de Hannah (Lena Dunham) y Adam (Adam Driver). Como sabéis, si estáis leyendo esto, Adam mantiene una -tormentosa- relación con la mejor amiga de su exnovia, Jessa (Jemima Kirke). Hasta ahora, ellos habían conseguido mantener a Hannah en un segundo plano y esta evitaba pensar en ellos mientras su vida se desmoronaba a su alrededor. Los tres personajes se han mantenido en tramas paralelas, algo que se cumple también aquí: no comparten ningún plano. Pero ambas subtramas comparten ahora idéntico clímax: dos catarsis, una violenta -la que protagonizan Jessa y Adam, que aquí parece recrear las rabietas de Kylo Ren- que acaba, presumiblemente, en sexo reconciliador; y otra creativa, cuando Hannah participa en un concurso literario que obliga a contar historias reales delante del público. Hannah se desnuda de nuevo, esta vez sin quitarse la ropa y llega a la conclusión de que debe recuperar la identidad perdida (había dejado de escribir). Esta catarsis, este encontrarse con uno mismo, se refleja en los otros personajes de la serie: Ray (Alex Karpovsky) -para ayudar a Marnie (Allison Williams)- golpea la puerta del camerino en el que se han encerrado Desi (Ebon Moss-Bachrach) para recibir una mamada de una groupie; Hermie (Colin Quinn) baila con Shoshanna (Zosia Mamet) tras recuperar su negocio; Elijah (Andrew Rannells) y Loreen (Becky Ann Baker) se consuelan despechados;  Tad (Peter Scolari) asume su homosexualidad y se reencuentra con su amante.

CAPÍTULO ANTERIOR: LOVE STORIES