THE FLASH -TEMPORADA 2- FLASH BACK


FLASH BACK (29 DE MARZO DE 2016) -AVISO SPOILERS-

Tengo que admitir que los viajes en el tiempo -y sus paradojas- son una forma fácil de llamar mi atención: Terminator (James Cameron, 1984), la serie Doctor Who, aquel episodio de Perdidos con Desmond (Henry Ian Cusick), titulado La constante. Una historia siempre mejora si agregas viajes en el tiempo, ninjas o dinosaurios. El mejor episodio -para mí- de la primera temporada de The Flash fue Out of time, en el que el Barry Allen (Grant Gustin) hacía un corto salto temporal con unas enormes y épicas repercusiones. Los guionistas de esta serie han afrontado el viaje temporal utilizando las ideas de Regreso al futuro (Robert Zemeckis, 1985), que establecía los peligros de jugar con la línea temporal. Pues este episodio -titulado Flash Back- es como Regreso al futuro 2 (Robert Zemeckis, 1989). En aquella secuela, Marty McFly (Michael J. Fox) regresaba a la primera película y aquí Barry vuelve a la primera temporada. Y es como reencontrarse con viejos amigos. El Barry actual interactúa con su yo del pasado y con los personajes de entonces. Es una oportunidad de volver a ver al Harrison Wells (Tom Cavanagh) que en realidad era Eboan Thawne, el Flash-Reverso. Quizás sea un episodio más enfocado al que ha seguido la serie desde el principio, al fan, pero también es cierto que se nota que los guionistas disfrutan dándole la vuelta a la situaciones que ellos mismos han planteado. En lugar de "tirar adelante", le sacan el jugo a todo. Muy bien. El villano del capítulo, el Time Wraith, el "espectro del tiempo", es una aportación interesante al Universo DC: van a por los velocistas que juegan con la línea temporal y en la cabeza de la criatura me parece reconocer una máscara similar a la de Flash. Por otro lado, los guionistas suelen cuidar mucho la parte sentimental de los personajes y de sus historias. Aquí, el reencuentro con -el ahora fallecido- Eddie Thawne (Rick Cosnett) y el mensaje que le graba a Iris West (Candice Patton) dan pie a una escena emotiva que no molesta y que funciona muy bien. Por último, me ha encantado la idea de aprovechar la excusa de los cambios en las líneas temporales consecuencia de los viajes de Barry para -por elipsis- reintroducir a Hartley, el Flautista (Andy Mientus), antiguo enemigo de la primera temporada que siempre pensé podría haber dado para más. A ver si lo vuelven a utilizar.

CAPÍTULO ANTERIOR: TRAJECTORY