ARROW -TEMPORADA 4- THE CANDIDATE


THE CANDIDATE (14 DE OCTUBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS- 

Como todo el mundo sabe, tras ser resucitado en un pozo de Lázaro, te entra una mala leche tremenda. Al menos eso es lo que le ha pasado a Thea Queen (Willa Holland), conocida ahora como Speedy. La subtrama sobre la hermanita de Oliver (Stephen Amell) me produce una mezcla de vergüenza y ternura. Pero es lo mejor de este episodio. Es mucho más interesante ver a Thea poseída por una rabia asesina, que poniendo morritos como la pija consentida y atormentada de antes. Espero que los guionistas le den un poco más de cuerda a Speedy hasta convertirla en algo así como una X-23. Soñar es gratis.


Las otras historias del capítulo no me han interesado demasiado. No veo qué gracia pueden tener los esfuerzos de Felicity (Emily Bett Rickards) -mi favorita- por salvar la empresa del supuestamente fallecido Ray Palmer (Brandon Routh). Digo supuestamente porque ya se le ha visto -vivo- en el trailer de Legends of Tomorrow (2016). Por otro lado, Lonnie Machin (Alexander Calert) es un asesino retorcido, sí, pero creo que no da la talla en el cuerpo a cuerpo con Flecha Verde. Habrá que esperar a que se convierta en Anarky -originalmente enemigo de Batman- como apunta la pintada que deja tras su fuga del furgón policial. Los flashbacks siguen siendo tan poco interesantes como siempre y Quentin Lance (Paul Blackthorne) ya comienza a arrepentirse de su pacto con Damien Dark (Neal McDonough) ¿No es demasiado pronto para que esta alianza haga aguas?


Es curioso el paralelismo entre esta serie y Gotham, en el sentido de la importancia que se le da a la ciudad como modelo reducido de una sociedad. Se trata de un tema heredado de la trilogía de Batman de Christopher Nolan, que estas dos ficciones saquean a placer -El mejor ejemplo de una ciudad entendida como un organismo vivo es el Baltimore de The Wire (2002-2008)-. Tanto en Gotham como en Arrow, la clave para destruir o salvar la metrópolis es controlarla políticamente. En la precuela de Batman, el maquiavélico Theo Galvan (James Frain) intenta convertirse en alcalde, lo mismo que decide aquí Oliver Queen. En los cómics, Green Arrow gobernó Star City en 2006. Por último, mola el cliffhanger necrófilo protagonizado por Laurel Lance/Canario Negro (Katie Cassisdy) para resucitar a su hermana fallecida. Sabemos que lo conseguirá, ya que hemos visto el trailer, otra vez, de Legends of Tomorrow.

CAPÍTULO ANTERIOR: GREEN ARROW