THE WALKING DEAD -TEMPORADA 6- ALWAYS ACCOUNTABLE


ALWAYS ACCOUNTABLE (15 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Es curioso que Daryl Dixon (Norman Reedus), un personaje definido como un ermitaño asocial medio salvaje -un rednecksiga teniendo fe en la gente. Sobre todo después de que un holocausto zombie haya convertido a los supervivientes en animales sin humanidad. El atractivo del personaje es el del clásico antihéroe, en apariencia duro y cínico, en el fondo noble y con su propio código moral. Daryl sigue los esquemas del Rick (Humphrey Bogart) de Casablanca (Michael Curtiz, 1942), del Lobezno (Hugh Jackman) de X-Men (Bryan Singer, 2000); del Sawyer (Josh Holloway) de Perdidos (2004-2010), por citar algunos ejemplos.


Daryl, con su pelo sucio y su voz ronca, tiene que ganarse la confianza de todos los que le rodean. Nadie se fía de él. En este episodio demuestra una bondad que podría confundirse con estupidez: tras ser capturado por un grupo que le toma por miembro de un clan de misteriosos enemigos -¿O son los Wolves?- Daryl consigue escapar, pero vuelve porque uno de sus captores necesita insulina. Se alía entonces con ellos solo para ser traicionado y robado. En el mismo sentido, los propios compañeros de Daryl -Sasha (Sonequa Martin-Green) y Abraham (Michael Cudlitz)- no esperan su vuelta tras haberse separado después de ser atacados. Sin embargo, Daryl va a por ellos y los rescata cuando ambos habían decidido empezar una nueva vida. La fe de Daryl en los demás -o en hacer "lo correcto"- parece inquebrantable a pesar de que los guionistas insisten en decirnos que el género humano no vale la pena. Yo estoy de acuerdo.


Este episodio de The Walking Dead vuelve a cambiar el punto de vista para contarnos otra trama paralela al conflicto principal en Alexandria. Pero creo que no consigue evitar que tengamos la sensación de que estamos ante una historia de relleno. Sobre todo porque los hechos, aparentemente, no tendrán ninguna consecuencia en la trama principal. El cliffhanger, esa llamada de auxilio, tiene a todo el mundo haciendo cábalas. ¿Y si Glenn (Steven Yeun) no ha muerto?

Lo mejor del episodio, para mí, es el zombie que ataca a Daryl al principio, que me recuerda a la Cosa del Pantano de DC Comics.

CAPÍTULO ANTERIOR: NOW