THE WALKING DEAD -TEMPORADA 6- HERE´S NOT HERE


HERE´S NOT HERE (1 DE NOVIEMBRE DE 2015) -AVISO SPOILERS-

Tarde o temprano tenía que pasar: esto vuelve a ser The Boring Dead. Siendo justos, era imposible mantener el nivel de los tres primeros episodios -de esta sexta temporada- en lo que se refiere a la acción, a los efectos especiales, a la cantidad de zombies. Vamos, que hemos tenido tres capítulos muy entretenidos y ya tocaba uno más pausado. Debe haber también, seguramente, razones presupuestarias para limitar la historia a dos personajes principales en prácticamente un único decorado. Por otro lado, la estrategia narrativa de esta temporada ha sido la de contar historias paralelas -aunque interconectadas- por lo que la trama avanza poco, pero permitiendo así alargar la intriga del cliffhanger del episodio anterior. En este caso, la suerte de Rick Grimes (Andrew Lincoln).


Este capítulo funciona como una precuela que explica la transformación del personaje de Morgan Jones (Lennie James) en una especie de Kwai Chang Caine (David Carradine) de la serie Kung Fu (1972-1975). La historia desvela al mentor de Morgan, Eastman, interpretado por John Carroll Lynch. El personaje es un psiquiatra cuya familia fue asesinada por un psicópata. Curiosamente, esta misma semana, John Carroll Lynch interpreta a uno de los peores asesinos en serie de la historia, John Wayne Gacy, en American Horror Story: Hotel. Ya había sido Twisty -el payaso asesino- en Freak Show.


Cuando Robert Kirkman creó el cómic The Walking Dead su idea era contar lo que ocurre después de una película como La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968). Kirkman intenta responder a la pregunta sobre qué pasa tras el Apocalipsis zombie. Su idea era mostrar cómo los protagonistas se ven obligados a sobrevivir día tras día en un mundo cada vez más desolado en una trama sin final. La idea -trasladada a la serie de televisión- tiene consecuencias muy interesantes en los personajes. Lo habitual en la ficción de género es que el protagonista experimente un arco de transformación tras el cual acaba convertido en héroe. Debe superar un trauma inicial para luego adoptar el papel de líder protector de un grupo o comunidad. Esto ocurre habitualmente en una película, pero, ¿Qué pasa si alargamos la historia de ese héroe? Rick, por ejemplo, despierta del coma al principio de la serie, recupera a su familia y se convierte en el líder del grupo. Se impone, sobre todo, tras derrotar a Shane (Jon Bernthal). Pero capítulo tras capítulo, la imagen de "héroe positivo" de Rick se ha ido enturbiando con actos morales cada vez más discutibles. Es sin duda lo más interesante de la serie.


En este capítulo, el protagonismo recae en Morgan, que vive aquí su propia transformación en héroe. Acaba adoptando un código moral -no matar- muy estricto. Lo interesante es que al final del episodio JSS nos hicieron pensar que Morgan había traicionado sus principios matando a un despiadado miembro de The Wolves. Descubrimos ahora, en un giro sorprendente, que esto no es así y que Morgan ha conseguido cumplir sus propias reglas. La pregunta es ¿Por cuánto tiempo?

CAPÍTULO ANTERIOR: THANK YOU