THE KNICK -TEMPORADA 2- THE BEST WITH THE BEST TO GET THE BEST


THE BEST WITH THE BEST TO GET THE BEST (30 DE OCTUBRE DE 2015)
-AVISO SPOILERS-

Parejas. Este episodio de The Knick, curiosamente, gira alrededor de parejas sentimentales. Dos personajes que se acercan -o que se alejan- sorprendiéndonos con giros algo inusuales en lo que ha sido hasta ahora la serie de Steven Soderbergh. Eso sí, el tema de fondo, el conflicto entre ideas conservadoras y progresistas, sigue presente de fondo.


El apocado Bertie (Michael Angarano) comienza su vida en un nuevo hospital y allí conoce a Genevieve (Arielle Goldman), una periodista -bastante bromista- que toma la iniciativa -le invita a salir- en un claro apunte feminista. Mucho más problemática es la relación del doctor Gallinger (Eric Johnson) y su mujer, Eleanor (Maya Kazan), rechazada en sociedad por sus problemas mentales. "Mejor" lo lleva el doctor Thackery (Clive Owen): su relación con una prostituta se basa en el consumo de drogas. Sí, Thackery ha vuelto a las andadas. Al mismo tiempo, Henry Robertson (Charles Aitken) intenta conquistar a la enfermera Lucy Elkens (Eve Hewson) en lo que hoy sería claramente un caso de acoso sexual laboral. El administrador Barrow (Jeremy Bobb), sigue enamorado de una joven prostituta y le mortifica que esta le atienda solo por dinero. Cornelia (Juliet Rylance) nos sorprende también con un beso furtivo a Algernon Edwards (André Holland) -están separados porque una relación interracial sería imposible- pero luego nos descoloca la fogosidad que demuestra con su marido, Phillip (Tom Lipinski), al que enseguida descubre como un machista. Edwards nos da luego una sorpresa mayor: una esposa secreta reaparece en su vida. Se trata de un cliffhanger más propio de un folletín romántico.


Además de estas tramas entre parejas hay también una constante en el episodio que coloca a cada personaje en un entorno hostil. Bertie debe lidiar con el ambiente del nuevo hospital en el que va a trabajar; Gallinger se enfrenta a la clase acomodada y los prejuicios contra su mujer, pero encuentra nuevas teorías racistas para alimentar su rivalidad con Edwards; Barrow tiene dificultades para llevar a cabo sus especulaciones por la honestidad de los constructores -inmigrantes- contratados para la obra del nuevo hospital; la hermana Harriet (Cara Seymour) se enfrenta a un juez durísimo contra el aborto; y la enfermera Lucy Elkins cree que en la iglesia de su padre encontrará el perdón a sus pecados cometidos con Thackery. Se equivoca y será castigada por ello.

CAPÍTULO ANTERIOR: YOU´RE NO ROSE